• Un total de 17 pilotos de las FFAA recibieron su certificado para combate aéreo de incendios. Ellos se suman a 175 efectivos del Ejército que fueron capacitados en combate terrestre, en virtud de un pionero acuerdo entre el Ministerio de Defensa y las empresas forestales socias de CORMA. 

 

Despegues y aterrizajes en terrenos de difícil acceso y planos inclinados; instalación y armado del helibalde (para transporte y descarga de agua); manejo del fuego y captación de agua, son parte de las técnicas que CORMA y sus empresas forestales socias enseñaron a 15 pilotos del Ejército y 2 pilotos de la Armada para enfrentar esta temporada de incendios.

La entrega de los certificados respectivos se realizó esta mañana en la base militar de Rancagua y fue encabezada por el ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina y el presidente de CORMA, Juan José Ugarte, quienes fueron acompañados por representantes de las FFAA y ejecutivos de empresas forestales y destacamentos de brigadistas forestales del Ejército.

El ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina, destacó que “el convenio que ha suscrito CORMA con las Fuerzas Armadas y el Ejército, demuestra que el gremio forestal está preocupado del país, sobre todo para enfrentar situaciones muy dramáticas como son los incendios. Con este trabajo en conjunto vamos a poder prevenir y si se produce un incendio, vamos a poder llegar a tiempo para enfrentar la emergencia”.

Por su parte, el presidente de CORMA, Juan José Ugarte, señaló en la ceremonia que “al menos una de cada 10 familias chilenas depende del bosque de nuestro país. En la zona centro sur, esta cifra llega a ser una de cada tres. Sin embargo, el cambio climático, la acción del hombre y nuestra poca conciencia sobre la necesidad de prevenir los incendios, hace que nuestro país esté frente a un riesgo creciente”.

De ahí, sostuvo, la “importancia de la colaboración público privada para prevenir y enfrentar en forma oportuna, coordinada y eficiente los incendios, que son la manifestación más evidente de los efectos del cambio climático en Chile y el mundo”, como lo han demostrado los trágicos incendios de California.

Junto con la capacitación en combate de incendios, las empresas asociadas a CORMA donaron cuatro helibaldes, para el transporte y descarga de agua para emergencias, cuya operación los asistentes a la ceremonia puedieron apreciar en terreno.

Estas acciones forman parte del Convenio Marco de Cooperación suscrito entre la Corporación Chilena de la Madera –CORMA- y el Ministerio de Defensa Nacional para apoyar la tarea de las Fuerzas Armadas en el combate de incendios rurales.

En su primera etapa, este inédito acuerdo posibilitó capacitar y certificar como monitores en combate terrestre de incendios a 175 efectivos del Ejército de unidades de Valparaíso, Santiago, Concepción, Chillán, Los Ángeles y Valdivia.

Inversión empresas forestales

El presidente de CORMA, Juan José Ugarte, informó que para esta temporada las empresas forestales han destinado cerca de 85 millones de dólares a la prevención y combate de incendios y en total más de 3 mil personas estarán dedicadas a esta tarea, de las cuales 2.500 son brigadistas entrenados y capacitados para estos fines.

Asimismo, el sector privado contará con una flota de 51 aeronaves (25 aviones, 23 helicópteros y 3 helicópteros pesados de 10 mil litros cada uno) y 35 bases de carguíos para proveer de agua a las brigadas. A ello se suma, el trabajo de la Red de Prevención Comunitaria –RPC- en toda la macrozona forestal y que integran más de 4.500 vecinos quienes han ejecutado diez mil actividades de prevención de incendios en sus comunidades en un trabajo conjunto con alcaldes, empresas forestales y eléctricas, Bomberos y organizaciones comunitarias y vecinales.