El Mandatario encabezó reunión de comité de emergencia en Iquique y el domingo recorrerá zonas afectadas.
El Presidente Sebastián Piñera llegó este sábado a Tarapacá para evaluar la situación en los sectores afectados por fuertes lluvias, dentro de una visita que incluyó las regiones de Antofagasta y Arica.


Tras liderar el Comité Operativo de Emergencia en Iquique, destacó la capacidad de respuesta de la región ante las intensas lluvias y aseguró que la prioridad es proteger las vidas humanas, utilizando la alerta temprana y evacuaciones oportunas en caso de riesgo.

“Tenemos la obligación de asegurarle a todos nuestros compatriotas que cuando estos desastres ocurran vamos a estar mucho mejor preparados. Este es parte del esfuerzo de reconstrucción, hacer una infraestructura de vivienda, caminos, puentes, embalses, obras de riego mucho más resilientes a las nuevas condiciones climáticas que están afectando al norte de nuestro país”, dijo el Jefe de Estado.

La región presenta más de 360 viviendas dañadas, mientras que las localidades de Huara, Pica y Camiña presentan problemas de agua y riego, además de destrucción de canales e inundaciones. El Jefe de Estado aseguró que estas zonas serán consideradas en el plan de restauración.

En la región de Tarapacá, un 27% de las rutas están afectadas, por lo que se está trabajando en soluciones de emergencia para restituir a la brevedad la conectividad.

El Paso de Chiza, en el límite entre las regiones de Tarapacá y Arica, se espera que esté operativo el fin de semana.

En el caso de los servicios de energía y agua, el Mandatario informó que se encuentran restablecidos casi en su totalidad, aunque se mantienen algunos problemas en zonas interiores que se están abasteciendo con camiones aljibes.

“Con la colaboración del Intendente, de los Parlamentarios, de los Alcaldes, de las Fuerzas Armadas, de Carabineros, de la PDI, del cuerpo de Bomberos y de muchas instituciones de voluntarios la situación ha podido ser enfrentada con mucha eficacia”, concluyó el Jefe de Estado.