El evento es organizado por Francisco Hernández Solís, presidente de la Asociación de Productores de Pisco A.G., junto a Lucía Pinto Ramírez, intendenta de la Región de Coquimbo; y Carlos Williamson Benaprés, rector de la Universidad San Sebastián. La actividad es apoyada por el Ministerio de Agricultura y contará con la participación del ministro de la cartera, Antonio Walker Prieto.

En el contexto de la celebración del Día Nacional del Pisco, la Asociación Nacional de Sommeliers de Chile A.G. participará de las actividades que se han organizado en torno a dicha celebración. La Asociación Pisco Chile, será quién encabece las actividades dentro de la que se destaca el Foro «Pisco: tendencias, desafíos y proyección de la primera D.O. de América», que se desarrollará el 15 de mayo, a partir de las 15:00 horas, en el Salón Auditorio de la Universidad San Sebastián, en Santiago. Al término del Foro, se realizará la inauguración del Showroom Pisco, la cual se llevará a cabo a partir de las 18:00 horas en Patio Bellavista.

Ricardo Grellet, Sommelier profesional y Presidente de la Asociación Nacional de Sommeliers de Chile A.G. (ASCL), expondrá sobre: “Pisco en la gastronomía. Más allá del sour” y “Servicio: cómo se debe servir el Pisco en Chile”, donde conversará sobre el pisco como un referente comercial, por ser un producto que genera divisas por exportaciones, crea puestos de trabajo y, además, recluta una cantidad importante de pequeños productores, lo que genera un círculo virtuoso desde el productor al consumidor, “por lo tanto defender este producto es una necesidad” advierte Grellet.

Desde su visión como Presidente de la Asociación de Sommeliers de Chile, señala “para nosotros es fundamental otorgarle al Pisco el posicionamiento que le corresponde. No sólo como pisco sour o piscola, sino que darle la connotación tanto patrimonial como histórica que se merece, a través de un servicio correcto y de una oferta más diversa, como un upselling. Para aquello se requiere, en términos de servicio, que el dueño del local entienda que no solamente debe someterse a la inversión comercial de una marca en específico, sino que mantener cierta libertad para una selección acorde con la oferta que ellos entregan: con esto quiero decir que si es un local básico, deben tener piscos básicos; y si es un local sofisticado, deben tener una carta de pisco más variada. Esa variedad no pasa solamente por un precio más alto, sino que también por diversidad de graduaciones alcohólicas, con madera o sin ella, de distintos estilos, entre otros. Para eso requiere de un refuerzo técnico, para que la selección sea la adecuada”.