El Presidente del Consejo Nacional de Educación, Pedro Montt, presentó las principales tendencias de matrícula de pregrado de educación superior.

La autoridad explicó que este es un proceso colaborativo, en el cual el Consejo entrega información elaborada a partir de los datos reportados voluntariamente por las instituciones de educación superior. Este año participaron el 91% de las instituciones, las que en su conjunto representan aproximadamente un 99% de la matrícula total de pregrado del sistema.

Uno de los aspectos que destacó la autoridad, es una baja en la matrícula total, del orden de los 6 mil estudiantes. “Mirando en perspectiva desde el año 1990, es primera vez que hay un guarismo negativo. Asimismo, se observa una leve disminución de la matrícula de primer año y de los programas de estudios”.

La matrícula total de pregrado registrada para 2017 es de 1.162.306 estudiantes y tuvo una disminución de 0,6% con respecto al año 2016. Cabe mencionar que entre los años 2011 y 2016 la matrícula total del sistema si bien aumentó en términos absolutos lo hizo a tasas decrecientes.

A pesar de esta disminución, el año 2017, las Universidades Privadas Adscritas al SUA, Universidades Estatales del CRUCH y Universidades Privadas del CRUCH aumentaron su matrícula de primer año y total. En el primer caso, es explicada por la incorporación de la Universidad Católica Silva Henríquez la Sistema Único de Admisión. En contraste, los Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica tuvieron una caída en su matrícula total de 2,1% y 4,2% respecto del año 2016.

En cuanto programas de estudio, el sistema registró una disminución de un 2,8% respecto del año 2016, la primera registrada en el periodo 2005-2017. Por tipo de institución se observa una disminución de 174 programas en Institutos Profesionales (-3,9%) y 79 programas (-4,1%) Centros de Formación Técnica en comparación al año 2016.

Respecto a la baja de la matrícula, Pedro Montt explicó que “si nos comparamos internacionalmente nosotros tenemos unas tasas de cobertura bruta altísima. Entonces, no es que se deba a alguna razón que no podamos crecer, sino que simplemente hay menos potenciales estudiantes, la población entre 15 y 24 años ha disminuido y también el número de egresados de la educación media. Estas son variables que tienen que ver más con situaciones contextuales que lo que pueda hacer el sistema para recoger matrícula”.

Al igual que en años anteriores, se observa una concentración regional de la matrícula de primer año y total. Tres regiones –Metropolitana, Biobío y, Valparaíso- tienen una participación del 69,2% de la matrícula de primer año y, 70,6% de la matrícula total el año 2017. En contraste, las regiones extremas – Aysén, Magallanes y, Arica y Parinacota- tienen una baja participación en la matrícula de primer año y total, cada una menor al 0,2% el año 2017, sin embargo, se observa un crecimiento constante desde el año 2008 en adelante.

En línea con el comportamiento del sistema, la matrícula total de la región Metropolitana tuvo un leve crecimiento, constante, entre los años 2013 a 2016, sin embargo, el año 2017 por primera vez tuvo una leve disminución de un 0,6% en comparación al año 2016. En cuanto a la matrícula de primer año la diminución fue mayor correspondiendo a un 2,5%.

A nivel regional, destaca la disminución de la región de Atacama con una baja de 20,2% (37 programas) y la región de Coquimbo con una baja de 8,6% (55 programas) respecto del año 2016. En contraste, solo las región de Aysén y región de los Ríos aumentan el número de programas en un 10,8% (7 programas) y 5,6% (11 programas), respectivamente.

En el sistema de educación superior se observa una tendencia creciente de matrícula en instituciones acreditadas. En el año 2017 solo un 9,1% de la matrícula total corresponde a instituciones no acreditadas o no sometidas a proceso de acreditación. Este hecho fue valorado por el Presidente del CNED. “Que las instituciones sean acreditadas, es una cierta garantía que da el Estado, de que esas instituciones van a cumplir la promesa que hacen respecto al proceso formativo de los estudiantes. Es deseable que la matrícula en instituciones acreditadas crezca, es deseable que la gente escoja instituciones acreditadas y mientras más años de acreditación tengas, eso sello de calidad”.