El Presidente de la República Sebastián Piñera y el Alcalde de Santiago, Felipe Alessandri; inauguraron oficialmente esta noche las Fiestas Patrias 2018 en las Fondas del Parque O´Higgins, las más importantes de nuestro país y que tradicionalmente son organizadas por la Municipalidad de Santiago.

A la ceremonia asistieron autoridades gubernamentales, senadores, diputados, diplomáticos, los concejales por Santiago Jorge Acosta, Alfredo Morgado, Natalia Contreras, Verónica Castro, Iraci Hassler, Leonel Herrera, Rosario Carvajal, Miguel Morelli, Juan Mena y Adriana Morán y centenares de dirigentes sociales y vecinales de la comuna capital.

El acto republicano comenzó con la interpretación de nuestro himno nacional, a cargo del coro de alumnas y alumnos del Instituto Superior de Comercio “Eduardo Frei Montalva”, y tras las intervenciones del Primer Mandatario y del Alcalde de Santiago, llegó el clásico primer pie de cueca (“La Consentida”) que bailaron el Presidente Piñera con la Intendenta Metropolitana, Karla Rubilar; mientras que el Alcalde Alessandri lo hizo con la Ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá.

Discurso del Alcalde Felipe Alessandri

Bienvenidos. Bienvenidos a esta fiesta llamada “Santiago Celebra Bajo una Misma Estrella”. Bienvenidos a esta republicana tradición de dar inicio a nuestras celebraciones desde acá, la comuna capital de Chile.

Un Chile que a partir de mañana se viste de fiesta para homenajear a nuestras tradiciones, a nuestras raíces y a nuestro orgullo. Eso es el 18 de septiembre, es conectarnos con nuestra patria, con sus bondades, y también, un buen momento para agradecer por el hermoso y fecundo país en el que vivimos.

Hoy, a casi dos años de haber asumido como alcalde y pese a haber vivido algunas frustraciones, veo con alegría cómo las mejoras y los proyectos comienzan a ver la luz, y cómo los barrios y sus familias se transforman poco a poco, con pequeños cambios que llevan a grandes mejoras en su vida diaria.

Son esas sonrisas que recibo en las Juntas de Vecinos y en las ferias, esos abrazos que me llevo de cada visita a los Centros de Adulto Mayor, esas ideas innovadoras que aprendo en las reuniones con nuestros jóvenes, las que me llenan de energía para enfrentar los desafíos del día a día de la comuna capital. Ese es mi motor. Aquí en Santiago la política sectaria se queda en la banca, y los vecinos, sin distinción, son los protagonistas.

Porque si algo aprendí trabajando con usted Presidente, es que el servicio público no es fácil, y que cuando somos elegidos por nuestros ciudadanos, se nos confiere un mandato para ejercer la autoridad y gobernar para las mayorías. Por eso, a mí no me tiembla la mano para ejercer esa autoridad y ordenar la casa, tal como los vecinos lo exigen.

Cómo desconocer que hemos tenido un año difícil, con violencia y hechos vandálicos en nuestros colegios, donde se ha llegado incluso a rociar con bencina a nuestros profesores y asistentes de la educación. Hoy mismo, cuando estamos ad portas de comenzar a celebrar a nuestro país, vemos cómo nuestros Carabineros son atacados y quemados por terroristas, que utilizan nuestros colegios como excusa para sus actos. Esto ya va mucho más allá de defender la educación. Esto es también defender el orden público y devolver la paz a nuestros colegios. Por eso, acá hay un Alcalde que no le teme a enfrentarse a estos cobardes encapuchados, y decirles, de frente, con el rostro descubierto: “A Santiago se viene a estudiar”.

Presidente, también quiero decirle que en Santiago su mano se ha notado. Desde marzo tenemos más Carabineros en nuestras calles, gracias al apoyo del ministro Chadwick y de la Intendenta Rubilar, que destinaron nuevo contingente policial a nuestras cuatro comisarías.

Logramos junto a ellos también lo que en un principio parecía imposible: recuperar los paseos del Casco Histórico que se habían tornado intransitables por la delincuencia y el comercio ilegal. Junto a la ministra Hutt se adoptó la decisión de mantener el paseo Bandera, que le dio vida y color al corazón del centro. Con el apoyo de Corfo comenzaremos pronto a cambiar todas las luminarias de la comuna, brindando mayor seguridad a nuestros vecinos. Hemos recibido el apoyo de los ministros Cristián Monckeberg y Valente en nuestro afán de revitalizar los barrios, y ya anunciamos el Plan de Revitalización del Matadero Franklin, y el ministro Ward nos ha apoyado en nuestra iniciativa de transformar la playa de estacionamientos de Morandé con Catedral en un nuevo lugar de encuentro para los santiaguinos. Y así, por solo nombrar algunos.

Por todo eso Presidente, quiero decirle que tiene en este Alcalde a un fiel colaborador.

Sabemos que las Fondas de Santiago deben estar a tono con lo que los chilenos exigen. Nuestro compromiso con el medioambiente y con la sustentabilidad no es sólo un slogan. Por eso, seguimos avanzando en el uso de parrillas a gas, implementamos iluminación 100% LED, reemplazamos los platos de plástico por los de cartón, instalamos un sistema de reciclaje de residuos y de aceite, y se usarán vasos reutilizables y biodegradables.

También queremos que esta sea una fiesta familiar, donde todos puedan disfrutar al máximo. Mejoramos la zona infantil y, tal como lo hacemos en nuestra comuna, nos hemos preocupado al máximo por hacer de esta Fonda un lugar seguro. Este año tenemos nuevamente una comisaría provisoria de Carabineros funcionando especialmente dentro del parque, triplicamos las cámaras e incluimos patrullaje vía drones, para dar máxima seguridad a todos los asistentes.

También escuchamos la voz de los vecinos del Parque, que preocupados por sus queridas mascotas nos pidieron reemplazar los fuegos artificiales de la noche del 18 por un gran show de luces.

Y si bien celebramos nuestras tradiciones, también tenemos que tener claro que Santiago ha cambiado. En pocos años pasamos de ser una comuna de adultos mayores, a ser la comuna con más millenials del país. Un cambio que sin duda ha traído nuevos desafíos, como la integración de nuestros vecinos antiguos con los nuevos, aquellos que llegan desde el extranjero en busca de un lugar donde comenzar una nueva vida, tal como le pasó a Santiago.

Santiago, que hoy nos acompaña, llegó hace dos años desde su natal Colombia junto a sus padres buscando mayor seguridad y estabilidad. Llegó con miedo a lo desconocido. Se sentía distinto, y conocía poco y nada de este nuevo país. Hoy, Santiago es uno de los mejores alumnos del 7mo básico de la Escuela Libertadores de Chile, donde además ha ganado el premio a mejor compañero. Santiago es querido, es respetado, y por sobre todo, es feliz. Santiago es joven, tiene toda una vida por delante. Santiago es hijo de nuestra educación pública. Santiago es amante del deporte. Santiago tiene padres esforzados, que día a día salen a trabajar para darle lo mejor. Por eso, Santiago es el mejor reflejo de este nuevo país que estamos construyendo, donde todo el que viene a aportar es bienvenido.

Quiero terminar estas palabras rindiendo un homenaje a mis amigas y amigos dirigentes de barrio y vecinos, con los que hemos recorrido un largo camino juntos .Acá veo a mis amigos de San Eugenio, de Lastarria, del barrio Brasil, de Huemul, de Beaucheff, Balmaceda, del Barrio Judicial, de Yungay, de Matta Sur y Matta Norte, del Matadero Franklin, de Parque Almagro, de San Borja, y de tantos otros rincones de la comuna.

Es a través de ustedes que Santiago cobra vida. Y por eso, estoy seguro que serán también ustedes quienes le darán el alma, la alegría y la vida a ésta, la gran Fonda de Chile. Muchas gracias