Los 34 programas y consorcios tecnológicos que se desarrollan a lo largo del país se reunieron con el objetivo de analizar y planificar la incorporación de los nuevos ejes estratégicos de Corfo basados en la sustentabilidad, la industria 4.0 y el territorio.

“La transferencia tecnológica es clave no solo para la innovación, sino que para el desarrollo de Chile. Las sinergias que generen entre estos centros nos dará la capacidad necesaria para que nuestro país enfrente con éxito la economía del futuro”, afirmó Sebastián Sichel, vicepresidente ejecutivo de Corfo.

Estas iniciativas, en las que participan más de 1.100 Mipymes y 300 pescadores artesanales, se implementan proyectos en investigación aplicada y desarrollo tecnológico con visión de largo plazo – de 5 a 10 años- para mejorar la productividad de las empresas.

“Estos centros son fundamentales para coordinar al sector público, privado y la academia en torno a los desafíos del país. La Economía Circular, la Transformación Digital y el Desarrollo Territorial son ejes estructurantes de la labor de los consorcios este 2019”, explicó la directora de Estrategia y Sustentabilidad de Corfo, Victoria Paz.

En total, estos programas han movilizado recursos privados y públicos por $190.000 millones, de los cuales 54% ha sido financiado por Corfo. Entre sus resultados, se destacan los más de 46.000 m2 en uso de infraestructura tecnológica, más de 140 productos y/o servicios desarrollados por estas iniciativas y 148 solicitudes de patentes nacionales e internacionales.

Algunos de los sectores a los que apuntan estos programas son Acuicultura (9), Fruticultura (8), Minería (4), Biomedicina Humana y Animal (3), Energía (3), Manufactura Avanzada (3), Vitivinicultura (1) y Alimentos y Envases (2).