Esta mañana se presentó el estudio de la consultora Sustenta+, que contó con la colaboración de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad del Desarrollo, y que recogió la experiencia de ejecutivos de 240 compañías, en Chile, Colombia, Ecuador y Perú. De acuerdo a los resultados, en nuestro país las prioridades en materia de inversión sustentable estarán centradas en lo social y el diálogo. La ética y la anticorrupción liderarán la agenda económica, mientras que la economía circular y la lucha contra el cambio climático marcarán la agenda ambiental. 
Santiago, 12 de enero de 2021. Con el objetivo de conocer las principales percepciones y proyecciones empresariales en materia de sostenibilidad, luego de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, a partir de octubre de 2020 se inició un estudio inédito, en el que participaron más de 240 compañías, de 10 sectores industriales de Chile, Perú, Colombia y Ecuador.
En Chile, la investigación estuvo a cargo de la consultora Sustenta+, junto a la Facultad de Comunicaciones de la Universidad del Desarrollo, y recogió la experiencia de ejecutivos de 85 empresas, quienes respondieron preguntas como ¿Qué será más relevante en materia ESG? ¿Cómoafectó el Covid-19 la agenda 2030 de los ODS? ¿El presupuesto para sostenibilidad aumentará? ¿Cómo se comunicará la sostenibilidad?
Este martes, por medio de la plataforma Zoom, el gerente general de Sustenta+, Pablo Vidal; junto a Marcela Bravo, Gerente General de Acción Empresas; Pablo Bobic, Gerente Legal de CPC; y Carolina Mardones, Decana de la Facultad de Comunicación de la UDD; presentaron los resultados del estudio y analizaron sus principales alcances.
Entre las principales conclusiones, están que la llegada del Covid-19 aceleró la importancia de la sostenibilidad para las empresas.De hecho, un 70,8% de las empresas encuestadas declara haberle dado una prioridad alta a la sostenibilidad después de la crisis sanitaria 2020. En Chile, esta cifra alcanza un 78%.
“Las cifras demuestran que frente a la crisis la sostenibilidad empresarial se mantiene más vigente que nunca y una demostración de eso es que la importancia que tiene para los ejecutivos en aumentó en casi 25 puntos porcentuales entre antes y después del inicio de la pandemia. Es decir, el mito de que frente a las crisis las empresas recortan en temas de sustentabilidad ya no es efectivo. Este volcamiento hacia la sostenibilidad se explica porque los números han demostrado que las empresas que ya tenían incorporado un modelo de sostenibilidad o una mirada para los distintos públicos de interés sortearon de mejor manera la crisis”, explicó Pablo Vidal, gerente general de Sustenta+ y uno de los gestores del estudio en Chile.
En términos de la visión de los ejecutivos al momento de hablar de presupuesto destinado a materias de sustentabilidad, la tendencia en la región es mirar de forma optimista el escenario, donde el 77%de las empresas declaran que su presupuesto será similar o mayor al del año anterior. Al hacer el zoom en Chile, existe una mirada mucho más optimista donde este número llega a 84%.
Con respecto a los criterios de inversión sostenible dentro de las empresas de la región, la gestión ética será prioritaria en la agenda económica 2021, la flexibilidad laboral será la prioridad social, mientras que la gestión de residuos será el foco ambiental para el próximo año. En Chile, en tanto, lo social y el diálogo será la prioridad para 2021. La ética y la anticorrupción liderarán la agenda económica, mientras que la flexibilidad también será prioritario en el ámbito social.Finalmente, la economía circular y la lucha contra el cambio climático marcarán la agenda ambiental.
“En la reactivación empresarial la ética en el comportamiento va a ser vital, lo que implica mayor compliance y mayortransparencia, entre otros factores. También vemos una reactivación en lo social, con un acento mucho más hacia el diálogo con el entorno, empresas mucho más dialogantes y una apuesta por un trabajo mucho más flexible, con mayorpreocupación en temas como la conciliación trabajo y familia, y todo el tema digital. En lo ambiental, las compañías van a poner sus mayores esfuerzos en combatir el cambio climático y al mismo tiempo mayores esfuerzos por minimizar su impacto ambiental por medio de modelos circulares de economía”, agrega Pablo Vidal.
El ejecutivo destaca que en relación a los otros tres países que fueron parte de esta investigación, en Chile “la agenda del estallido social, que es previa al Covid, influencia de cierta manera las prioridades de las empresas, las cuales ponen lo social por sobre lo económico, en cuanto a prioridades, y esta mirada va a marcar la agenda de sostenibilidad hacia el futuro”.
Finalmente, se consultó a las empresas sobre los esfuerzos para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En la región los esfuerzos estarán en la agenda de reactivación, donde los objetivos más relevantes serán trabajo decente (ODS 8), salud y bienestar (ODS 3), y producción y consumo responsable(ODS 12).  En Chile, la reactivación se entiende desde el trabajo colaborativo y las comunidades sostenibles. En esta línea, los objetivos prioritarios serán trabajo decente, alianzas para lograr los objetivos (ODS 17), y producción y consumo responsable.
Puedes descargar el informe acá: https://sus-tenta.cl/nuestros-estudios/