Prueba de Transición: especialista en Educación entrega 4 tips para elegir una carrera 

Una vez entregados los resultados de la PDT, serán miles los jóvenes que durante esta semana se encontrarán realizando sus postulaciones universitaritas. Una decisión nada fácil y en la cual influyen factores como la familia y la vocación. Carolina Moreno, académica del Magíster en Psicología Educacional de la U. Mayor, señala cuáles son las claves para afrontar este gran desafío.

Como antesala de las ansiadas vacaciones, miles de estudiantes esperan conocer los resultados de la Prueba de Transición (PDT) para la Admisión Universitaria que serán entregados durante este martes 11 de enero, a partir de las 08:00. 

En concreto son más de 275 mil estudiantes los que rindieron esta prueba que siempre está atravesada por presiones, estrés y otros factores que agregan más dificultades a la hora de tomar una decisión que responda a la vocación de los postulantes.

Y mientras corre la cuenta regresiva para que el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre) entregue los resultados, son miles las dudas y preguntas que asaltan a los estudiantes.

¿Se puede elegir una carrera, aunque mi familia esté en desacuerdo? Si estoy entre dos opciones, ¿cómo elegir? Para responder a esto, Carolina Moreno, académica del Magíster en Psicología Educacional de la Universidad Mayor, entrega cuatro tips que pueden orientarte esta decisión clave.

 

Más que una decisión puntual, esto es un proceso

Un punto importante es tener claridad de que esto es parte de un proceso que comenzó hace años, puesto que los jóvenes ya “tienen un bagaje o idea de estar evaluando hacia dónde ir, qué estudiar y cuáles son sus proyecciones. Por lo tanto, tienen que focalizarse en eso”. Moreno explica que esto ayuda a bajar la ansiedad y no tomar una decisión apresurada.

 

Definir un área de interés

La psicóloga afirma que si no hay una decisión tomada previamente sobre qué carrera estudiar, lo mejor es “definir un área de interés, independiente de si nos fue bien o mal”. De acuerdo al consejo de la especialista, “esto ayuda a acotar las posibles alternativas y sirve para ver mejor las opciones existentes”.

 

Dos caminos, ¿cuál tomar?

Según la especialista en gestión educacional, “es angustiante pensar en que esta es una decisión de por vida. Por tanto, hay que verla como una elección que responde a quién soy en la actualidad. Ojalá se proyecte en el tiempo, pero esto debe estar conectado con lo actual”. En estas disyuntivas, la especialista sugiere hacerse la pregunta más importante: “¿Cuál de estas carreras es la que me hace más feliz y me completa como persona?”.

 

Un consejo para los padres

En muchos casos, son las familias las que financian los estudios, por tanto la opinión de los padres tiene un peso considerable. Sin embargo, en ellos no recae la última palabra, ya que este “es un proceso de los jóvenes”, explica Moreno, quien recalca que el rol de los adultos es “brindar contención y seguridad emocional para que el estudiante pueda tomar la mejor decisión, pero también entregar la confianza por si es necesario cambiar en el camino, con la seguridad de que no va a decepcionar a su entorno”.

 

Síguenos en Twitter