Tras controlar el foco de influenza aviar H7 de baja patogenicidad detectado tempranamente en un plantel de pavos ubicado en el sector El Peumo, comuna Los Nogales, región de Valparaíso, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) se encuentra desarrollando una etapa de vigilancia intensiva, que incluye el muestreo de la totalidad de las aves que se encuentran en 2 km a la redonda de la zona del foco, con el objetivo de confirmar en el plazo más breve la ausencia de esta enfermedad exótica para Chile. Cabe señalar que no existen otras granjas industriales en el sector.

En cuanto al plantel afectado, junto al sacrificio sanitario de toda la población de pavos, el SAG confirmó que ya fue realizado el primer ciclo de toma de muestras en los sectores de crianza y engorda, lo que corresponde a más de 1 millón y medio de aves, y todos los resultados han sido negativos a la enfermedad.

Es importante destacar que desde el primer momento el Servicio se encuentra trabajando de manera coordinada con el Ministerio de Salud. Desde el punto de vista de la salud de la población, este evento no representa riesgo, dado que el consumo de carnes y subproductos de aves no reviste ningún peligro de transmisión para el ser humano. Sin perjuicio de ello, se ha reforzado la estricta aplicación de los protocolos vigentes de protección para el personal que está en contacto con las aves.

En lo referido a envíos de carne de ave y sus productos desde Chile hacia diversos mercados, el SAG ha sido notificado de restricciones solo por parte de Argentina, Perú y Hong Kong (únicamente desde la provincia de Quillota).

El Servicio se encuentra realizando una investigación epidemiológica para determinar cuál es la hipótesis más factible que pudiera explicar la aparición de la enfermedad en el país.