Una reunión con el nuevo asesor presidencial de ciberseguridad, Mario Farren, sostuvo esta mañana el Senador de la República, Felipe Harboe Bascuñán, instancia donde el parlamentario expuso las prioridades que a su parecer deberían ser abordadas en materia de seguridad informática además de coordinar la agenda legislativa.

Tras el encuentro, el legislador apuntó a que “tenemos una tarea titánica para mejorar los estándares de ciberseguridad, no sólo en el Estado sino también en el sector privado, para que no tengamos que estar permanentemente escuchando las excusas del sector financiero, el retail u otros sobre la fuga, robo de datos o recursos por parte del cibercrimen”, dijo Harboe, quien anunció que invitó a Farren el próximo martes 18 a la comisión de Seguridad del Senado, donde se está discutiendo la ley de delitos informáticos.

“Chile necesita tener estándares de ciberseguridad más altos, para poder ser parte de una economía digital segura”, agregó el parlamentario, quien señaló como prioritario lograr que ingrese al parlamento el proyecto de ley de infraestructura crítica, a través del cual se determinará cuál es la infraestructura requerida por el país, en materia de seguridad informática, y el proyecto de ciberseguridad.

Este último, aseguró Harboe, “va a establecer la institucionalidad, porque hoy tenemos un encargado presidencial de ciberseguridad, pero necesitaremos un servicio especializado, con patrimonio propio y personalidad jurídica, para que se encargue de monitorear tanto al sector público como al privado en esta materia”, expresó el senador.

Por su parte, Mario Farren agradeció la recepción obtenida por parte de Harboe, apuntando a que “la ciberseguridad es una política de Estado, por tanto es algo de lo que tenemos que preocuparnos de manera transversal”.

“Estamos recabando información para priorizar y poner las urgencias en aquellas cosas que nos pueden dar mayores resultados (…) Tenemos que identificar los activos críticos, coordinar con el sector público y privado y asegurarnos que estamos abordando las políticas de manera en que tenemos coherencia entre las cosas que están ocurriendo en un lado y en el otro”, señaló Farren.

Proyecto de delitos informáticos

En relación al proyecto de delitos informáticos, que se está discutiendo en la comisión de Seguridad del Senado, Harboe explicó que éste busca actualizar las normas penales y los delitos que existen en la materia, indicando que la actual legislación se remonta al año 1993, “antes de que existiera Facebook, por tanto hay un conjunto de actos que hoy se desarrollan, como el fishing y el hackeo o intervención de sistemas informáticos, que no están penalizados”, explicó el parlamentario.

“Eso le va a permitir a la autoridad y al Ministerio Público, perseguir con mayor eficiencia a aquellos cibercriminales,

sean nacionales o eventualmente internacionales. Estamos actualizando las normas para que no haya impunidad en materia de cibercrimen. La economía se ha digitalizado, los procesos se han automatizado y eso supone no sólo tener una página web bonita, sino también tener normas de seguridad para que donde transiten los datos, éstos estén seguros”, agregó el legislador del PPD.

Además, el parlamentario explicó que, en la actualidad, muchas de estas prácticas son perseguidas por los fiscales como delitos de estafa, generando un problema, “porque la penalidad es más baja e incluso, en unos casos, algunas cortes señalan que no son delitos de estafa, porque no se cumplen todos los requisitos. Por eso, estamos actualizando la legislación”, precisó el senador.