Con el objeto de ir en ayuda de los niños, niñas y adolescentes del país, la presidenta de la comisión de Infancia del Senado, Ximena Rincón, se reunió con el presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva, con el propósito de requerir información a partir del caso de la muerte de un adolescente cuyo cuidado personal fue entregado a una supuesta narcotraficante por orden emanada del Centro de Medidas Cautelares de Santiago.

Además, Ximena Rincón aclaró que la oportunidad solicitó la nómina de jueces destinados a Centro de Medidas Cautelares durante el año 2020, y tiempo que llevan sirviendo la destinación, y la nómina de jueces avocados al trámite de admisibilidad, llamado también “verificación de riesgo”.

En tanto, respecto de los procesos de protección relativos al niño fallecido de nombre Emerson, hijo de doña Carola Ortíz, la legisladora DC pidió el detalle de las causas ligadas al menor como: fecha de inicio, oportunidades en las que el niño fue escuchado, fecha de las audiencias de preparación, de juicio y  de audiencias de revisión de medida, número de jueces y consejeros técnicos que intervinieron en las causas, número de veces y fechas en las que el curador ad litem se entrevistó con su representado; y le asistió en las audiencias.

También, Ximena Rincón requirió al titular de la Corte, las oportunidades en las que se asignó un profesional o se derivó al niño a profesionales del Programa Mi abogado del Ministerio de Justicia y número de veces y fechas en las que  ellos le asistieron en audiencia; el número de veces en las que se tramitó y  tiempo  de duración de la tramitación de órdenes de búsqueda del niño al registrarse su abandono de los programas en los que se encontraba acogido; número de órdenes decretadas e indicación de sus resultados. Y el número de programas de SENAME que intervinieron en su caso, su objetivo, tiempo de intervención y el resultado de las mismas.

En la misma línea, la senadora preguntó al Presidente de la Corte Suprema sobre la eventual apertura de una investigación interna respecto del caso del niño Emerson tramitado por el Centro de Medidas Cautelares –y cuál sería su estado actual- atendida la alta connotación pública del caso.

“Y conforme a la información públicamente conocida sobre hechos que no se apegan a los procedimientos que establece la ley, tales como: 1)No conceder audiencia, durante el plazo de 2 años, a los programas del SENAME que atendían al niño, habiéndolo ellos solicitado reiteradamente. 2) Entrega del cuidado del niño a una persona conocida en su medio como narcotraficante, sin vínculo alguno con él, sin que conste revisión alguna de las otras causas de protección, llamadas “causas asociadas”, que se llevaban a favor del niño en el mismo Centro de Medidas Cautelares. 3) Faltas al debido proceso, como no realización de las audiencias que legalmente corresponden, plazos excesivos, incumplimiento del derecho del niño a ser oído. 4) Falta de representación jurídica del niño por parte de profesionales que ejercieron la curaduría ad liten. 5) Trato degradante de parte de la Magistrada que dirigió la audiencia del 10 de abril del año 2017, en contra de la madre del niño fallecido. 6) Y,por supuesto, la muerte del niño en situación de calle, en circunstancias que durante años se encontraba bajo la tutela jurisdiccional del Centro de Medidas Cautelares y programas del SENAME”, detalló.

Asimismo, la parlamentaria vía oficio también demandó al Poder Judicial toda la información necesaria sobre los Centros de Medidas Cautelares aclarando que como Presidenta de la Comisión de Infancia del Senado ha “tomado conocimiento en más de una oportunidad de casos en los que se cuestionan variados aspectos de la tramitación de las causas en el Centro de Medidas Cautelares de Santiago, entre otras razones, por dilaciones excesivas de los procesos, incumplimiento de normas legales en los procedimientos, restricciones para el trabajo de curadores ad litem”.

De igual manera, Ximena Rincón detalló que solicitó al presidente de la Corte Suprema, el número de causas sobre medidas de protección ingresadas al Centro de Medidas Cautelares durante el año 2019, especificando respecto de ellas; el número de sentencias definitivas dictadas después de haber realizado audiencia preparatoria y de juicio, y número de aquellas en que se dictó sentencia por despacho (sin audiencia);  el número total de causas con niños, niñas y adolescentes a quienes se les decretó una medida de protección de internación en residencia o en Familia de Acogida, y el número de audiencias de revisión de medidas realizadas el año 2019.

Finalmente, la representante DC explicó que se pidió información respecto del número de órdenes de búsqueda ordenadas durante el año  2019 y que aún estén vigentes, así como el numero histórico de tales órdenes emanadas del  Centro que  se encuentran pendientes; y los informes existentes a la fecha, relativos al funcionamiento del Centro, especialmente el realizado por el Departamento de Desarrollo Institucional,  de la Corporación Administrativa del Poder Judicial, el año 2018, y el confeccionado por la Dirección de Estudios de la Corte Suprema el año 2019.