Caídas en altura y atrapamiento son los principales accidentes laborales que afectan, en su mayoría, a trabajadores del sector construcción, el que representa el mayor porcentaje (32% fatales) en la Región Metropolitana, con cifras que alcanzan 62 fallecidos y 947 accidentes graves en 2017.
En ese sentido, la Seremi de Salud Metropolitana, Rosa Oyarce, fiscalizó una obra en construcción ubicada en Santiago Centro con el fin de verificar si contaban con las medidas y elementos apropiados de prevención. “Para nosotros lo más importante es la seguridad de los trabajadores. Por eso que hoy, hemos concurrido a visitar una empresa de la construcción donde se ha decretado Prohibición de Funcionamiento a partir del segundo piso”. Agregó que “por lo tanto, se ha paralizado la construcción, dado que hay un riesgo inminente para los trabajadores de caídas en altura”.
La Autoridad Sanitaria destacó que de “enero a la fecha ya han fallecido 15 personas y 254 han sufrido accidentes laborales graves, es por ello que en el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo destacamos que la vida no se puede poner en riesgo. Queremos incentivar a las empresas a que cumplan con la ley, por lo que supervisaremos, durante 2018, a más de 9 mil empresas”.

Otras causas de accidentes se deben principalmente por falta de capacitación y entrenamiento, sin evaluar los riesgos y peligros. También, los lugares sin protección y ausencia de supervisión al momento de realizar un trabajo son factores que influyen en la calidad del entorno laboral.

En este contexto, Daniela Godoy, Jefa de la División de Políticas Públicas Saludables y Promoción (DIPOL) destacó que “la salud y seguridad en el trabajo es uno de los mayores desafíos de la salud pública para nuestro país. Transcurrimos gran parte del tiempo del día en nuestros trabajos y es muy importante contar con un ambiente seguro y saludable. Es por eso que los esfuerzos del Ministerio de Salud están puestos en la prevención de enfermedades y accidentes, mediante regulación y políticas como Elige Vivir Sano, que promuevan entornos laborales que no dificulten el acceso a una vida sana”.

Cifras:
En la Región Metropolitana, el 95% de los fallecidos en accidentes laborales, son hombres y sólo un 5% corresponde a mujeres. Esta situación se origina debido a que los hombres se desempeñan en áreas de trabajo más riesgosas que las mujeres (trabajo pesado en la construcción).
A nivel nacional, las cifras alcanzan los 176 mil accidentes laborales, de los cuales alrededor de 400 son fatales.
Día Mundial contra el Trabajo Infantil:

El Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo se celebra el 28 de abril y fue establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con el objetivo de promover el trabajo seguro y saludable y de rendir homenaje a las víctimas de los accidentes laborales y las enfermedades profesionales.

Para este año, la conmemoración se ha centrado en la seguridad y la salud de los trabajadores jóvenes y poner fin al trabajo infantil. Los 541 millones de personas jóvenes trabajadoras de 15 a 24 años, entre las cuales se cuentan 37 millones de niños en situación de trabajo infantil peligroso, representan más del 15 por ciento de la fuerza laboral mundial. Según la OIT, sufren hasta un 40 por ciento más de lesiones ocupacionales no mortales que los trabajadores adultos de más de 25 años.

En Chile, las cifras también son preocupantes, para 2015 se estimaban 230.000 trabajadores entre 5 y 14 años, y para el año 2016, 340 niños sufrieron accidentes laborales en el país en áreas de agricultura, construcción y comercio.