El ñandú o choique es una especie emblemática de la estepa patagónica, pero prácticamente extinta en la región de Aysén. En el 2014, menos de 20 ñandúes deambulaban por el Valle Chacabuco, tras más de un siglo de sobrepastoreo, caza, ataques de perros y destrucción de nidos.

La Patagonia no puede perder a esta especie icónica, que cumple un rol clave en el ecosistema al dispersar semillas y ser el principal herbívoro de las pampas, junto al guanaco. En Tompkins Conservation Chile necesitamos tu ayuda para revertir la extinción del ñandú y ayudar a renaturalizar la estepa patagónica.

Apoya el trabajo diario que nuestro equipo de mujeres guardaparques lidera en los sectores más remotos y aislados del Parque Nacional Patagonia.


Tenemos como meta recaudar
5.000 dólares antes del 23 de abril
¡Ayúdanos a difundir este mensaje!