El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Viña del Mar inició hoy –lunes 28 de septiembre– la audiencia de juicio oral en contra de John Macarewich Cobin, acusado por el Ministerio Público como autor de dos delitos frustrados de homicidio, disparar injustificadamente en la vía pública y ejercer actos de violencia destinados a alterar la tranquilidad. Ilícitos que habría perpetrado en noviembre del año pasado, en el sector de Reñaca.

En la primera jornada (causa rol 145-2020), el tribunal –integrado por los magistrados Alonso Arancibia Rodríguez (presidente), Viviana Poblete Vera y Claudio Correa Zacarías (redactor)– leyó las acusaciones fiscal y particular y escuchó los alegatos de apertura de las partes en modalidad semipresencial; es decir, con el juez presidente, Alonso Arancibia presente en el tribunal y bajo estrictas medidas sanitarias, junto a un representante de cada intervinientes: fiscalía, defensa y querellantes. En tanto, de forma virtual se encontraban conectados el juez redactor y el juez integrante, y los abogados asistentes de las parte. El imputado se ubicó en una sala anexa del tribunal, conectado a la audiencia por medio de un notebook facilitado por su defensa.

Al iniciar la audiencia, el juez presidente leyó el auto de apertura que, en lo relativo a los hechos consigna que: El 10 de noviembre de 2019 en el marco del estallido social y habiendo siendo convocada por redes sociales una manifestación masiva en la playa de Reñaca, en horas de la tarde John Macarewich Cobin salió de su domicilio premunido de una pistola Sig Sauer calibre .40 y municiones, dirigiéndose a bordo de su camioneta, marca Mahindra, al centro de Reñaca, donde se encontraba convocada la manifestación.

Una vez el centro de Reñaca, “donde había unas 5.000 personas reunidas a las 17:00 horas aproximadamente, Cobin transita en su camioneta vistiendo un chaleco reflectante color amarillo por Avenida Borgoño hacia Avenida Ignacio Carrera Pinto donde se desarrollaba la dinámica ‘el que baila pasa’, encontrándose ahí detenido el vehículo marca Citroen modelo Picasso color gris que lo antecedía, cuyo conductor descendió a bailar conjuntamente con los manifestantes entre los que se encontraba LUIS JESÚS AHUMADA VILLEGAS, por lo que el imputado debió detener su marcha y asimismo el vehículo que venía detrás suyo marca Hyundai, color rojo, PPU RR7385”.

“Una vez reiniciada la circulación vehicular, John Cobin acelera su vehículo con peligro de atropello a los manifestantes que estaban en la calzada y se detiene unos metros más adelante comenzando a acercarse los manifestantes a la camioneta y siendo ese el momento en que se abre la puerta del conductor y desde el interior, John Cobin dispara la pistola que portaba en contra de los manifestantes e impacta a LUIS JESÚS AHUMADA VILLEGAS en su muslo izquierdo ocasionándole: ‘herida por proyectil de arma de fuego en el 1/3 proximal muslo izquierdo no complicada’ de carácter grave, que tardan en sanar 2 a 3 meses con similar tiempo de incapacidad laboral”, agrega.

Tras este primer incidente, John Cobin “reinicia la marcha para detenerse nuevamente unos 90 metros más adelante, donde no había manifestante alguno a su alrededor, desciende del vehículo con su arma en las manos, apunta y dispara en contra de los manifestantes. En razón de ello, un sujeto de identidad desconocida debió protegerse detrás de un automóvil KIA color blanco estacionado en la vereda oriente logrando esquivar los disparos que igualmente impactaron en la parte delantera izquierda del vehículo que venía detrás suyo marca Hyundai, modelo ACCENT, PPU RR.7385, conducido por DANIEL MOLINA MEZA y Nieves Pinto Campos como copiloto, quienes resultaron ilesos”.

“Acto seguido, Cobin aborda nuevamente su camioneta y al iniciar la huida, el sujeto de identidad desconocida a quien momentos antes le disparó, lanza un objeto contundente (al parecer una piedra) contra las ventanas del móvil fracturando el vidrio lateral delantero derecho. Por su parte, Cobin nuevamente dispara su arma, esta vez en dirección a la playa donde había gran cantidad de personas reunidas, huyendo raudamente del lugar por calle Ignacio Carrera Pinto”, concluye.