El Primer Tribunal Ambiental admitió a trámite, el pasado martes, una reclamación interpuesta por la junta de vecinos de la población Kamac Mayu de Calama en contra de la Superintendencia de Medio Ambiente, SMA, por la aprobación del Programa de Cumplimiento, PdC, y suspensión del procedimiento sancionatorio en contra de Procesadora de Residuos Industriales, Ltda., Recimat por su proyecto “Fábrica de ánodos insolubles de plomo”.

La reclamación tiene como objetivo que se anule la resolución que aprobó dicho PdC y se ordene la apertura y continuidad del procedimiento sancionatorio contra la empresa por los tres cargos que se le impusieron a la empresa y que tienen relación con la contratación de una Entidad Técnica de Fiscalización Ambiental sin autorización para la realización del monitoreo de material particulado MP-10, concentración de plomo en el aire y monóxido de carbono. También, por no haber remitido los resultados asociados al programa de muestreo de suelo en sectores aledaños a su emplazamiento y por las deficiencias en la infraestructura de almacenamiento.

Los reclamantes cuestionan la legalidad del procedimiento sancionatorio llevado adelante por la SMA debido a que la ciudad se ha declarado como saturada por material particulado MP10 y porque no se solicitaron informes de otros servicios públicos relevantes, como la Conadi, además de que no se contempló la consulta indígena.

Ahora que la causa fue admitida a trámite, el órgano reclamado deberá remitir un informe al tribunal. Luego de eso, el tribunal citará a audiencia de vista de la causa, que es la instancia donde los jueces que integrarán la sala (3 ministros: dos abogados y uno en ciencias) escucharán los alegatos tanto del reclamado (junta de vecinos) como del reclamado (Superintendencia del Medio Ambiente), organismo que dictó la Resolución Exenta N°09 que aprobó el programa de cumplimiento de la empresa.

Es importante tener presente que es la Superintendencia del Medio Ambiente, la institución encargada de realizar la fiscalización del cumplimiento ambiental a los que las empresas se han comprometido a través de las Resoluciones de Calificación Ambiental, RCA, entre otras funciones.