“El Pirata Barba Loca” es un malvado personaje que actúa junto a su fiel ayudante, y deciden robar todos los juguetes de niños y niñas. En el primer puerto al que llegan, se encuentran con una niña inteligente, que les hará muy complicada la misión.

A simple vista, Barba Loca es un pirata común, pero al encontrarse con Violeta se ve obligado a realizar algunos cambios.

Esta entretenida historia, que ya se ha presentado en escenarios de títeres hace 10 años, muestra la transformación de un personaje “que quita juguetes para llamar la atención y que al conocer a una persona amable, se da cuenta que puede tener amigos. Algo que también puede suceder en la vida diaria con los niños, que en muchas ocasiones se les dice que tienen mal comportamiento, pero en el fondo solo necesitan atención y cariño”, explica Mario Bugueño, director de la Compañía Zapatitos Floreados, al referirse a los motivos para crear esta obra que entretiene y que también enseña valores.

Esta es la segunda función del Ciclo de Títeres para la Familia que realiza Teatro Azares, a través de la aplicación Zoom, un programa que contempla cuatro meses con funciones los días sábados, al mediodía, y que es financiado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, vía fondos de emergencia para apoyar espacios culturales.

A través de este proyecto “tratamos de rescatar el trabajo de los titiriteros, como uno de los segmentos más afectados por esta pandemia, ya que son artistas que durante muchos años han entregado su arte”, destacó Pía Maureira, directora de Teatro Azares.

Funciones hasta diciembre

Son ocho compañías que han adaptado sus obras a formato digital. Grupos de artistas dedicados a este arte y gran parte de ellos tiene una larga trayectoria, como “Candelilla”, compañía creada por Sergio “Tito” Guzmán, quien obtuvo el premio de Tesoro Humano Vivo el 2016 por sus 60 años en la creación de títeres, y agrupación que ahora está en manos de su hija Elizabeth Guzmán.

Las próximas funciones son el 10 de octubre, con “Los tres cerditos“, de Candelilla; el 17 de octubre con “La búsqueda del tesoro“, de Supertoti; el 24 del mismo mes “Princesas y dragones“, de Teatro Ingenio en Movimiento; y el último sábado de octubre “Juanito el comilón“, de la compañía Un día Especial.

En noviembre, las funciones serán “El sucio contaminador“, de la agrupación Sol y Luna; “Los tres pelos de oro del diablo“, de Pimpiolín; “Nuestro humedal“, de Pequeñuelos; “Ramón el Dragón“, de Zapatitos Floreados.

Los sábados de diciembre estarán animados por “El dentista dormilón“, de Candelilla; “Bronti, el último dinosaurio“, de Supertoti; y “Violeta y Mateo“, de la compañía Teatro Ingenio en Movimiento. Esta última será la primera función presencial al aire libre en la plaza Brasil, justo al frente de la nueva ubicación del Teatro Azares.

El verano traerá nuevos aires y el 2021 continuará con funciones presenciales los dos primeros sábados de enero, con “El gigante egoísta“, de Un día Especial; y “La granja de la abuelita Clementina“, de Sol y Luna. El ciclo finalizará el 23 de enero, a las 12 horas, con “El pirata Barba Negra y la princesa“, de la compañía Pimpiolín.

Las 16 funciones de títeres serán con entrada “paga lo que puedas”, desde $2.000, ingresando a www.teatroazares.cl. Y al finalizar cada función, se realizará un conversatorio, donde los títeres responderán todas las preguntas de los niños.