A menos de 24 horas del Herbalife IRONMAN 70.3 de Pucón, la gran estrella chilena Bárbara Riveros, que se apresta a lograr el penta campeonato, expresó su confianza en que pueda lograr el quinto título en esta prueba, afirmando que el apoyo en las calles será fundamental “porque siento que la gente me va a transmitir mucho amor”.

Esta mañana en Pucón se llevó a cabo la conferencia oficial del evento, en la que participó la ministra de Deportes, Pauline Kantor, el alcalde de Pucón, Carlos Barra, los organizadores del Club Deportivo de la Universidad Católica autoridades regionales y auspiciadores de la carrera.

Riveros llena de confianza

Bárbara Riveros acaparó la mayor parte de las preguntas, junto al también chileno Felipe Barraza y el estadounidense Andy Potts, quien llega como uno de los favoritos para adjudicarse la carrera precedido del primer lugar que obtuvo en octubre del año pasado en el IRONMAN 70.3 de Coquimbo.

Riveros señaló que está confiada y que llega en buenas condiciones para la carrera, luego del segundo lugar que logró en Australia en diciembre pasado en un IRONMAN completo, donde cronometró poco más de 9 horas.

“No me siento presionada por el penta campeonato –señaló la actual campeona de las cuatro versiones anteriores-, por el contrario, desde que llegué a Pucón he podido cumplir con tranquilidad mi plan de entrenamiento”, indicó.

Luego señaló que se sentía agradecida por ese interés y que “siento que la gente me va a transmitir mucho amor” y que eso se iba a sentir mañana en las calles y “yo también les voy a responder con amor”.

En la ocasión, la deportista también se refirió a lo que ha venido sosteniendo en sus últimas declaraciones, en cuanto a la necesidad de que el sector público y privado inviertan en las futuras generaciones de deportistas. Reiteró en la importancia que Pucón cuente con una piscina que permita a los deportistas tener un escenario adecuado para practicar la natación. “Es el legado que podemos dejar a quienes nos sucederán y eso es responsabilidad de todos”, afirmó.

Otras de las que habló fue la estadounidense Alicia Kaye, a quien Riveros en 2017 le arrebató el triunfo en el último tramo de la carrera. La norteamericana señaló su admiración por Riveros. “Ella en Pucón es muy difícil de derrotar, es una gran deportista”, dijo.

En relación a las condiciones climáticas para mañana, en que se pronostica una temperatura de 26 grados, tanto Felipe Barraza como Bárbara Riveros aseguraron que son las condiciones ideales para competir.

Andy Potts “star”

Sonriente, simpático y derrochando gran personalidad se mostró el norteamericano Andy Potts. Quien fuera el último ganador del IRONMAN 70.3 de Coquimbo, y que tiene en su historial un octavo lugar en el Mundial de Hawai en el 2018, se mostró emocionado de estar en Pucón.

“Siempre me habían hablado de este lugar. Tenía muchas ganas de conocerlo y al fin estoy aquí”, señaló.

Dijo que pese a que no había competido en este escenario “no es un impedimento para que uno pueda realizar una buena carrera”.

Entre las anécdotas del norteamericano, de 1,91 metros de estatura, contó que “recién mañana durante la competencia conocerá las aguas del lago Villarrica” ya que no tiene contemplado hacer antes una práctica de natación, como sí lo hace la mayoría de los triatletas elite que ya se encuentran en Pucón. En anteriores declaraciones había señalado la importancia de poder dormir bien para recuperar las energías en una cama especialmente diseñada para su estatura, contando que en esta oportunidad trajo una almohada especial con la cual viaja siempre para poder tener el mejor de los sueños.

Finalmente, la ministra de Deportes, Pauline Kantor, anunció que Pucón está entre las decisiones tomadas por ese ministerio para desarrollar un programa de apoyo a los deportistas jóvenes denominado “Promesas de Chile”. Esta iniciativa consiste, entre otras acciones, en destinar un entrenador especial para que acondiciones a los deportistas en todo el país, lo que en el caso de Pucón irá en beneficio directo de 100 triatletas.

En relación a la solicitud de Bárbara Riveros de una piscina temperada para Pucón indicó que son decisiones que requieren un mayor análisis porque el costo no implica sólo la construcción, sino que su mantención estimada en no menos de $10 millones mensuales.