Con el objetivo de mantener el desarrollo del fútbol femenino, la Federación de Fútbol de Chile propuso a CONMEBOL hace más de un mes diferir la localía para ser sede de la Copa Libertadores Femenina.

La solicitud plantea que el torneo se desarrolle en octubre del próximo año, con la finalidad de organizarla bajo los mejores estándares sanitarios y competitivos, ya que su realización en esa fecha, eventualmente permitirá la asistencia de público a los estadios.

Esta propuesta deberá ser ratificada en los próximos días en el Consejo de CONMEBOL.

CONMEBOL informó ayer que la edición 2020, que originalmente se realizaría en Chile, se celebrará en Argentina entre el 5 y 21 de marzo de 2021 en una ciudad a definir.