El recorrido comenzará con 1,900 metros de natación en el lago Villarrica. Una vez que salgan de la transición, el circuito de ciclismo llevará a los deportistas por el camino internacional rumbo a Curarrehue, en una ruta de gran belleza y muy desafiante. Un solo giro de ciclismo irá hasta la plaza de Curarrehue, para luego retornar a Pucón y así completar los 90 kilómetros arriba de la bicicleta.

Al finalizar, los participantes volverán al parque cerrado para iniciar la temida etapa de pedestrismo que incluye el paso por la Península de Pucón y un sector del pueblo, en donde el apoyo de los espectadores les dará la energía necesaria para llegar a la meta, después de trotar 21 kilómetros.
Como es tradición, esta prueba, la más importante de Chile en el triatlón, mezcla a atletas profesionales con aficionados. Para una carrera de estas características, es fundamental tener una buena preparación, donde no se puede dejar nada al azar, menos la alimentación, donde el consumo de proteínas es fundamental.

“La nutrición en los días previos es clave. Es importante alimentarse muy bien los días antes: evitar las frituras, el azúcar y las cremas. Para el horario en el que comienza la competencia lo ideal es que el atleta se levante cerca de las dos horas y media antes para que tenga la posibilidad de tomar desayuno con tranquilidad. Contenido proteico, carbohidratos de asimilación media y rápida y buena hidratación es la perfecta opción”, señala Italo Grottini, nutricionista de Nutratech.

En plena carrera, la alimentación también es fundamental. “durante el evento el ideal es consumir Oxy3 la cual ayuda en la hidratación corporal, crecimiento muscular y recuperación, siendo recomendable tomarlo antes y después de la actividad física. Este aportará gran carga de energía y mantendrá completamente hidratado a la persona. Oxy7, esta proteína proporciona rápida, media y lenta reposición de aminoácidos, detiene el catabolismo y acelera la recuperación muscular, también regenera el tejido proporcionando gran cantidad de vitaminas y minerales.”, sostiene Grottini.

Durante la bicicleta, es fundamental la hidratación. “Pero sin exagerar”, advierte Grottini. “Además, hay que utilizar correctamente los geles con importantes cantidades de azúcar y potasio”, complementa el especialista de Nutratech.

En la última etapa, el intenso trote, la clave es medir las energías. “Acá es s donde más se tiene que dosificar y no salir corriendo como si fueran cien metros planos. El Ironman de Pucón famoso por su península, un sector residencial que tiene pesadas subidas que ponen a máxima resistencia y esfuerzo las piernas de todos, por eso es importante no dejar nada al azar”, finaliza Grottini.