Actualmente, circulan alrededor de 1.100 vehículos híbridos y eléctricos en todo el país, de los cuales solo 151 corresponden a taxis (básicos, colectivos, taxis ejecutivos y taxis de turismo). Con el objeto de impulsar tecnologías más limpias, eficientes y competitivas entre este tipo de vehículos, nace “Mi Taxi Eléctrico”.

Este programa del Ministerio de Energía y la Agencia de Sostenibilidad Energética (AgenciaSE) entrega apoyo financiero para que dueños de taxis básicos puedan cambiarse a uno eléctrico, además de obtener financiamiento para la instalación de un cargador eléctrico domiciliario Copec Voltex. Con esta iniciativa, 50 conductores de taxis accederán a los beneficios de la electromovilidad, incrementando en más de un 30% el parque nacional de taxis eléctricos.

“Con el programa Mi Taxi Eléctrico, estamos acercando la electromovilidad a las personas y contribuyendo a reducir barreras importantes para su despliegue. Sabemos que hoy es rentable para taxis, colectivos y flotas, cambiarse a la electromovilidad, pero a través de este programa queremos acercarla a los taxistas, para que puedan conocer y difundir la experiencia de conducir un vehículo eléctrico”, sostiene Ignacio Santelices, director ejecutivo de la Agencia de Sostenibilidad Energética.

En la primera etapa de “Mi Taxi Eléctrico” se seleccionó a las empresas proveedoras, tanto de autos eléctricos (BYD), como de cargadores domiciliarios. Copec Voltex fue elegido como proveedor único entre 11 empresas oferentes, para entregar su tecnología de carga inteligente a los conductores beneficiarios del programa.

“A través de esta iniciativa, continuaremos masificando los beneficios de la electromovilidad en distintos sectores. Si bien cambiarse a un taxi eléctrico es un aporte al medioambiente -principalmente por la reducción de emisiones-, también tiene un impacto favorable en la economía de los conductores, ya que pueden alcanzar ahorros de hasta un 80% con respecto a un auto tradicional”, señala Francisco Larrondo, gerente de Copec Voltex.

La segunda etapa de “Mi Taxi Eléctrico” contempló un llamado abierto a conductores de taxis básicos de la Provincia de Santiago y de las comunas de Puente Alto y San Bernardo, que concluyó el 18 de mayo. La tercera etapa considera la compra e instalación de la tecnología (vehículos y cargadores inteligentes); y la cuarta, corresponde a la operación y el monitoreo de los vehículos eléctricos para generar conocimiento sobre su rendimiento.

Con 7kW de potencia, el cargador domiciliario Copec Voltex puede cargar el auto en 5 o 6 horas. Asimismo, el dispositivo cuenta con una App para administrar la carga, que también genera reportes del consumo de energía y costos, entre otro tipo de información. Copec Voltex, además, cuenta con una red de carga para vehículos eléctricos en estaciones de servicio y espacios públicos, a las cuales los conductores pueden acceder cuando necesiten cargar su auto en ruta.

“Con menores costos de uso y mantención, un auto eléctrico no solo mejora la rentabilidad de los conductores, sino también su calidad de vida, la de las personas y la de toda la ciudad”, concluye Larrondo.