Una destacada participación ha tenido la delegación de Chile en la reunión del Consejo Ministerial OCDE 2017 que se realiza esta semana en la capital francesa, con sesiones de trabajo enfocadas especialmente en la discusión en torno a las vías posibles de contribución desde el comercio internacional, para la implementación de políticas de inversión que estimulen un desarrollo inclusivo y sustentable.

El grupo está encabezado por el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, la embajadora de Chile en la OCDE, Claudia Serrano, la directora de Asuntos Económicos Multilaterales (DIRECON), Marcela Otero, y el Jefe del Departamento OCDE, Felipe Lopeandía.

“Haciendo que la globalización funcione: mejor vida para todos”, es el lema de este Consejo, que persigue hacerse cargo de la crítica sobre por qué la globalización no ha llegado a todas las personas. Una manera que se discutió fue el abordar esta situación al incorporar temas que beneficien a todos en los acuerdos comerciales.

En la sesión plenaria de hoy el ministro de Comercio de Canadá, Franҫois-Philippe Champagne, destacó la reciente firma de los acuerdos modificatorios para la modernización del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Canadá, en el marco de la reciente visita de la Presidenta Michelle Bachelet a ese país. Destacó que son el primer país del G20 que incorpora un capítulo de género y comercio a un TLC, en el cual se reconoce la importancia de incluir esta perspectiva en materias económicas y comerciales, fomentando de esta forma un crecimiento inclusivo. Asimismo, destacó el capítulo de inversiones, que incluye enmiendas de reforzamiento para materias tales como responsabilidad social empresarial, medio ambiente, trabajo, derechos humanos y compromisos anti-corrupción.

En su intervención, Marcela Otero presentó antecedentes de la experiencia reciente de Chile en procesos de negociación y se refirió a las políticas implementadas por el país en torno a una agenda de comercio progresista. Entre los temas incluidos en los acuerdos se encuentran temas medioambientales y laborales, género y comercio, y mejora en los acuerdos de inversiones. Asimismo, mencionó la importancia del Plan de Acción de Derechos Humanos y Empresas que se está llevando a cabo.

“Durante estos dos días de reuniones todos los discursos se centraron en la necesidad de hacerse cargo del descontento por la globalización, la disrupción que genera el cambio tecnológico y su relación directa con las personas de manera que no se sientan dejadas de lado, principalmente en el tema laboral. En ese ámbito temas como facilitación de comercio para las MiPymes, emprendedores, jóvenes e incorporación de las mujeres al mercado internacional fueron el común denominador de las conclusiones”, manifestó Otero.

Añadió que para buscar cumplir con los objetivos de crecimiento y desarrollo inclusivo y sustentable que beneficie progresivamente a más personas, la cooperación internacional es fundamental. “Nos parece que es clave mejorar cooperativamente los estándares ambientales, laborales, promoviendo una responsabilidad social empresarial, que favorezca también un mayor involucramiento de los ciudadanos en los ámbitos del comercio, mediante las comunicaciones, políticas de transparencia e instancias de mayor participación”, resaltó.

Desayuno de trabajo y Ministerial OMC

En el marco de la Ministerial OCDE, la delegación de la Direcon participó en un desayuno de trabajo convocado por el ministro de Comercio de Canadá, actividad en la que también estuvieron presentes representantes de la Unión Europea, Brasil, México, Nueva Zelandia, Australia y Noruega.

En la ocasión, la Alta Comisionada de la Unión Europea, Cecilia Malmstrom, señaló que Chile es líder en materias de comercio y género, indicando que esta temática también estará incluida en el proceso de profundización del pilar comercial del Acuerdo de Asociación entre Chile y el bloque europeo, instrumento vigente desde 2003.

“Estamos muy contentos por este reconocimiento al trabajo desarrollado por Chile. Nos parece que todos somos responsables de que los beneficios del comercio lleguen a todas las personas y por lo tanto, la incorporación de capítulos de género en las negociaciones es un tema que marcará la diferencia en el futuro. El hacer el comercio más inclusivo, permitiendo que los beneficios lleguen a todos y todas marcará una diferencia que se traducirá en el beneficio de las familias”, puntualizó por último Marcela Otero.

Se realizó también en París una reunión mini ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), preparatoria de la reunión ministerial que se realizará en Buenos Aires, Argentina, en diciembre de este año, en la cual participó la delegación de Chile. Otero indicó que “en esta reunión se planteó el sentido de urgencia, ya que estamos a pocos meses de la XI Conferencia Ministerial de la OMC y por lo tanto, exige que apuremos el paso para el logro de resultados concretos para el Sistema Multilateral de Comercio”.