Los cambios a veces son inevitables, el mundo evoluciona y no queda más remedio que adaptarse. La pandemia, manifestaciones y plebiscito no sólo han evidenciado el descontento social, sino que además han provocado un desgaste psicológico, mental y emocional que algunas personas están notando en sus vidas personales como en sus trabajos y nos han revelado que debemos habituarnos a estos nuevos tiempos.

Muchas personas tienen miedo a lo desconocido y por lo tanto, son reacias a que se altere lo que ya han experimentado y porque saben que funciona. 

 

Nuestra resistencia al cambio puede estar condicionada por un estado de alerta que es una función primaria del cerebro. La supervivencia depende de nuestra capacidad para detectar amenazas en nuestro entorno y reaccionar rápidamente ante ellos. Aquí podríamos aplicar, el famoso dicho de «más vale malo conocido que bueno por conocer».

 

Al respecto, el socio y fundador de LEAP, coach ejecutivo y speaker motivacional Patrick Mork, experto en transformación cultural entrega consejos para sobrellevar la crisis y que no afecte el rendimiento en los equipos de trabajo.

 

Preocuparse menos y ocuparse más: Ahora que estamos pasando por una etapa de cambios, es bueno preguntarse ¿Qué tanto puedo controlar sobre lo que está pasando? ¿Qué puedo hacer para cambiarlo? Si te das cuenta que no puedes controlarlo, que es un tema que no está bajo tu control; el saberlo, te dará mayor tranquilidad y podrás pensar más tranquilamente en temas que están bajo tu control.

 

Ponernos curiosos y empatizar: Contar con espacios de diálogo y contención, intentar entender la posición de los demás -estemos de acuerdo con ellos o no-. Esto rige para todo tipos de temas, ya sea en temas de pareja, de política, de negocios, etc. tratar de hacer preguntas abiertas y ser capaz de escuchar y dar espacio para que las personas hablen y dar el espacio para entender su posición y entender el proceso.

 

Dosificar y seleccionar dónde, cómo y cuánto nos informamos: Moderar el uso de las redes sociales, es bueno una desintoxicación digital ya que hay que considerar que mientras más consumes noticias falsas o pesimistas, más noticias del mismo estilo te irán llegando. Es por esto que modera el uso de las redes y el consumo de temas que te producen más estrés.

 

Agradece más: Todos tenemos cosas por las cuales estar agradecidos, independiente de nuestra situación económica o financiera, quizás puedes estar agradecido por tu salud o la de tu familia. Quizás agradecer porque tienes un buen trabajo, o porque tienes algo en tu vida interesante que estás disfrutando y que te permite desconectarte. El destacar las cosas buenas que nos están pasando, nos permite estar más calmos y más agradecidos. Una buena técnica diaria, es escribir todas las mañanas cinco cosas que fueron positivas el día anterior, te ayuda a valorar lo que tienes y ayuda a ser más positivo.

 

Confiar: Como líderes, se debe tener confianza en los colaboradores, así se entregará seguridad y por ende empoderamiento positivo para la compañía. La gente requiere más autonomía para su autoestima. El liderazgo también requiere mayor comunicación eficiente, y más frecuente. Ser líder hoy, es hacer muy buenas preguntas, que ayuden a entregar seguridad al equipo y colaboradores. Los líderes deben ser capaces de mostrarse humanos, que cometen errores, que no siempre tienen todas las respuestas, que también se equivocan, deben ser transparentes y abiertos con sus colaboradores; ser capaces de pedir perdón cuando se equivocan, con estas acciones se crean lazos de empatía y generamos mayor confianza en nuestros equipos.

 

Más información en: www.goleap.cl