Falabella sigue potenciando el desarrollo tecnológico de su ecosistema para responder al crecimiento sostenido de las ventas online (GMV), que en 2020 alcanzaron los US$ 3.335 millones, un alza de 123% a nivel grupo. Asimismo, el negocio de Marketplace se incrementó en 2,6, veces, alcanzando ventas por US$763 millones. El acelerado crecimiento de la demanda online se tradujo en un alza de cuatro veces en sus despachos, entregando 30 millones de órdenes. En el caso de tienda por departamento en Chile, la app concentró el 40% del GMV hacia el cierre del año.

Durante el año, la compañía continúo avanzando en la digitalización del negocio financiero, con la apertura de más de 250.000 tarjetas CMR 100% digital. En tanto, Fpay (la billetera digital y portal de pagos del grupo) procesó transacciones por US$ 2.606 millones, consolidándose como el único método de pago en los e-commerce de Falabella y tomando un rol más relevante en las tiendas físicas, al integrar el pago sin contacto mediante código QR.

El gerente general de Falabella, Gaston Bottazzini, señaló que “durante 2020 enfrentamos un crecimiento sin precedentes en nuestro negocio online, especialmente en el primer semestre, en el contexto de las restricciones para operar con normalidad las tiendas. Durante el segundo semestre, recuperamos el desempeño en las tiendas físicas, lo que combinado con un negocio online que continuó creciendo con fuerza, generó una potente combinación que impulsó las ventas totales”.

Bottazzini destacó que ”en el año nos focalizamos en potenciar nuestra propuesta de Marketplace y anunciamos la consolidación de Falabella.com como plataforma de e-commerce; fortalecimos nuestras capacidades de logística y creamos una nueva unidad, a fin de combinar la logística de última milla de nuestros negocios de retail y de terceras partes, para acortar tiempos de entrega y mejorar el servicio a los clientes; avanzamos en la digitalización de nuestro negocio financiero; lanzamos soluciones como Fpay, On Demand Delivery y Fazil; y estamos implementando una profunda transformación digital a nuestro modelo de negocio a nivel operacional, comercial y organizacional”.

La compañía registró ingresos por US$13.319 millones, un alza del 0,6%, respecto del año anterior y un EBITDA de US$1.165 millones, una baja del 27,4% versus 2019. Asimismo, cerró el año con una utilidad neta anual de US$43 millones, lo que representa una disminución del 89,6% respecto de 2019.

Los resultados de Falabella durante el año se vieron especialmente presionados por la contingencia sanitaria, debido a los costos para operar con seguridad para nuestro trabajadores y clientes, junto a la imposibilidad de operar con normalidad las tiendas físicas; una menor contribución por parte de los centros comerciales y un menor aporte de parte de los negocios bancarios, resultantes de mayores costos de riesgo.

Resultados cuarto trimestre

En el cuarto trimestre, las ventas online (GMV) alcanzaron casi US$ 1.000 millones, duplicando las ventas del año anterior. A pesar de las restricciones sanitarias, la compañía logró recuperar el desempeño de sus tiendas físicas, resultando en crecimientos en base “same store” en todos los formatos de retail de casi todos los países. Destacó el incremento de 43% en los ingresos totales de los negocios de retail (tienda por departamento, mejoramiento del hogar y supermercados) en Chile.

En este periodo, la empresa registró ingresos consolidados por US$4.200 millones, 14,8% más que en igual período de 2019 y un EBITDA de US$652 millones, lo que representa un aumento del 60,9% respecto al mismo trimestre del año anterior. La utilidad neta de la empresa llegó a US$195 millones durante el cuarto trimestre de 2020.

Los resultados del último trimestre se explican principalmente por el aumento de las ventas y mejoras de margen en tiendas por departamento, mejoramiento del hogar y supermercados en Chile, junto con una mayor contribución de los negocios bancarios, resultante de menores costos de riesgo. Lo anterior, se vio contrarrestado por mermas en los negocios de tienda por departamento, CMR y mejoramiento del hogar en Argentina.

La empresa registró una pérdida extraordinaria de US$86 millones asociada a la reestructuración de sus operaciones en Argentina, en el contexto del proceso de evaluación de búsqueda de un socio estratégico. Excluyendo lo anterior, la utilidad neta del período hubiera alcanzado US$280 millones, un aumento de 153% a/a.