Esta mañana el Vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, junto al Ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, hicieron entrega oficial del terreno fiscal para la construcción del nuevo hospital San Luis de Buin-Paine.

El Ministro Bellolio –quien representó ambas comunas cuando fue diputado entre 2014 y 2020- destacó que “este acto va mucho más allá de entregar el lugar de un proyecto que le entregará a los habitantes de estas comunas 200 camas para su red de salud. Este terreno que vemos hoy es más que metros cuadrados y un gran proyecto hospitalario. Hoy le estamos entregando dignidad en salud a estos habitantes, es acercar una salud digna para la zona sur de Santiago que tantas veces ha sido olvidada”.

“Estamos en un año de pandemia donde la ciudadanía ha vuelto a creer en la salud pública. Donde hospitales como la ex Posta Central se han vuelto el corazón de esta lucha frente al coronavirus. Sabemos que todos debemos trabajar para que sin importar el lugar donde vivas ni los ingresos de tu comuna, todos tengamos acceso a la misma calidad de infraestructura hospitalaria sin tener que trasladarte ni dejar a tus seres queridos”, añadió el Vocero de Gobierno.

Por su parte, el Ministro Isamit señaló que «este será un hospital mucho mejor del que teníamos. El actual es de carácter primario y ahora habrá uno secundario, y eso significa que tendrá muchas más especialidades, por lo que situaciones que ahora deben resolverse en el Hospital Barros Luco en el futuro se resuelvan aquí mismo. Eso es extraordinariamente importante para las personas».

El proyecto –que tiene una inversión contemplada de $85.586.807.303- incluye la construcción de un recinto médico de 55.000 mts2 para las ciudades de Buin y Paine con 200 camas. Contempla 8 box de atención de urgencia, 7 de atención dental y 17 de atención médica. Asimismo, considera 16 camas pediátricas, 4 de neonatología, 12 de pensionados, 12 de UTI, 15 de corta estadía; 6 pabellones de cirugía mayor y 3 de cirugía menor.

Cabe destacar que el programa de Gobierno del Presidente Sebastián Piñera propone realizar una “cirugía mayor a la salud”, para lo cual, entre otras cosas, plantea modernizar la infraestructura sanitaria mediante 30 nuevos hospitales, que aportarán 7.000 camas al sistema público de salud, de las cuales 3 mil serán nuevas, en un plazo de 6 a 8 años.