El programa considera hasta 62 aeronaves, equipamiento especializado de última tecnología y 2.957 brigadistas organizados en 262 grupos de trabajo. 


El Presidente de la República, Sebastián Piñera, presentó este viernes el Plan Nacional de Prevención y Combate de Incendios Forestales para la temporada 2020/2021, que cuenta con recursos por $60.738 millones, la mayor inversión que se haya hecho en la historio para enfrentar siniestros

El programa considera 52 aeronaves que, si las condiciones climáticas cambian o empeoran pueden ampliarse a 62; 2.957 brigadistas para combatir incendios, distribuidos entre todo el país; y 14 brigadas nocturnas, entre varios puntos.

“Nunca habíamos tenido esa capacidad de operación, pero es lo que necesitamos porque nunca habíamos enfrentado desafíos tan grandes como los que enfrentaremos esta temporada”, señaló el Presidente Piñera en la actividad realizada en Base Aérea de la FACH en la comuna de El Bosque, en el que estuvo acompañado por los Ministro del Interior, Víctor Pérez, de Agricultura, Antonio Walker y de Defensa, Mario Desbordes.

Adicionalmente, las Fuerzas Armadas pondrán a disposición 56 Brigadas del Ejército (BRIFE), 6 Brigadas de la Armada (BRIFAR), 4 helicópteros (2 destinados a protección de predios navales), transporte de brigadas y carga, y permitirán utilizar la base aérea del bosque para mantener hasta 3 aviones cisternas.

De igual manera, el Plan también incluye recursos de privados de parte la Corporación Nacional de la Madera (CORMA) que dispuso para estos efectos $72.000 millones, lo que representa un aumento del 16% con respecto al presupuesto de la temporada anterior ($62.000 millones). Con esto se buscará financiar 55 aeronaves, 4.000 brigadistas y 53 carros cisterna.

Al sumar los recursos del Estado con los privados, se podría llegar a un presupuesto total de $144.389 millones. Con esto recursos se financiarán en total 118 aeronaves y 6.957 brigadistas.

“Estoy seguro, porque conozco a los chilenos y a las chilenas, que vamos a estar a la altura de este desafío y que vamos a proteger nuestro maravilloso país”, destacó el Mandatario.

La Dirección Meteorológica de Chile anticipa una compleja temporada de incendios por un aumento de las temperaturas, un territorio con mucho combustible (vegetación seca), 10 años de sequía permanente y los incendios anteriores, que han generado un terreno propicio para nuevos siniestros.

En Chile, el 99,7% de los incendios forestales son causados por las personas, ya sea por accidente o por intencionalidad. La intencionalidad durante el período pasado (2019-2020) llegó al 43%, provocando daños en el medio ambiente, a las actividades productivas y al desarrollo social. Las regiones que registraron los más altos índices de intencionalidad fueron: Biobío (68%), La Araucanía (55%) y Ñuble (51%).