En la instancia, el Mandatario además presentó la plataforma Chile Constituyente, portal informativo e interactivo generado por el Gobierno en colaboración con organizaciones de la sociedad civil e instituciones públicas para crear, facilitar y centralizar contenido sobre el proceso constituyente, fomentando así la participación activa de la ciudadanía.


El Presidente de la República, Sebastián Piñera, visitó este lunes las renovadas instalaciones del Palacio Pereira, que el Gobierno ha cedido para el funcionamiento de las labores de la Convención Constitucional y detalló los esfuerzos para garantizar el adecuado funcionamiento del organismo.

En la instancia, además el Mandatario firmó el decreto que designa a la Segpres como organismo del Estado a cargo del proceso y presentó la plataforma informativa Chile Constituyente.

“Esta Convención será un reflejo de una sociedad que se enriquece con su diversidad”, dijo el Presidente, quien estuvo acompañado por los ministros de la Secretaría General de la Presidencia, Juan José Ossa; de la Secretaría General de Gobierno, Jaime Bellolio; de las Culturas, Consuelo Valdés; y de Bienes Nacionales, Julio Isamit.

El Palacio Pereira es una obra arquitectónica del Siglo XIX, que fue recuperada y adquirida por el Estado para albergar al Ministerio de las Culturas. Sin embargo, el Presidente Piñera determinó que fuera cedido para el funcionamiento de los trabajos de la Convención Constitucional.

“Como Gobierno queremos que este Proceso Constituyente sea ciudadano, participativo y transparente, para que todas las chilenas y chilenos puedan participar y ser protagonistas de esta Nueva Constitución y el desarrollo de nuestro país”, agregó el Mandatario.

Junto con recorrer el palacio, el Presidente presentó la plataforma Chile Constituyente, que posee contenido sobre el proceso para la educación, reflexión y debate de los ciudadanos, fomentando así la participación activa en un momento histórico para el país.

A través de este sitio, el Gobierno espera entregar información rigurosa, simple – para que sea accesible a todos los chilenos – e interactiva, para animar a las personas a adentrarse en nuestra rica historia constitucional.