COMUNICADO

“Plastic Free July” (Julio sin Plástico) es una campaña internacional que cada mes de julio, desde 2011, invita a todos los seres humanos a tratar de desechar el menor número posible de plásticos en todo el mundo, entre otras muchas acciones.

Socialab, la red de solucionadores de problemas más grande del mundo y que cuenta con 850 mil creativos, 60 mil propuestas, 800 startups apoyadas, además de 205 organizaciones; ha declarado su compromiso de no descansar hasta impulsar todas las soluciones de innovación que nos ayuden a mejorar el medioambiente.

Emprendedores en Chile y el mundo ya llevan el camino avanzado.

Chile está en un año crucial para unirse a la iniciativa que diversos países han integrado en sus políticas por el cambio climático. Entre las cosas que destacan: Chile será sede de la COP25 a fines de este 2019, la ley #Chaobolsasplasticas, Ley REP, el proyecto Ley Marco de Cambio Climático y el anuncio sobre la búsqueda de compromisos hacia la Carbono Neutralidad para 2050.

Un estudio reciente publicado por la Asociación Gremial de Industriales del Plástico (Asipla), informó que en Chile se reciclan solamente 83.679 toneladas de plástico al año, lo que significa que el 91,5% de plástico que se consume en el país no se recicla. Esta cifra se acerca al 9% de reciclaje a nivel mundial que dio a conocer la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 2018, situándonos cerca del promedio mundial, pero al mismo tiempo desafiándonos a mejorar esta cifra.

Así es como el estudio presenta un potencial para aumentar esta tasa en Chile, dado que solamente se ocupa el 48% de la capacidad instalada de molienda y el 57% en el caso de la peletización. Es decir, podemos hacer mucho más. Y el tema va más allá del reciclaje.

“Algo que siempre hay que recordar, es que tenemos mucho poder como ciudadanos, pudiendo modificar el mercado, a través de nuestro hábitos de consumo: una compra, un voto. Al día hacemos cientos de elecciones de qué producto o servicio usamos, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, por lo tanto, a qué emprendedor o empresa entregamos nuestro dinero. En cada de estas elecciones podemos buscar una opción más consciente, como preferir productos hechos en Chile, con materia prima local obtenida de forma responsable, que eviten el uso del plástico de un uso en sus envases, que sean productos reparables o reutilizables, que trabajen con condiciones de justicia en sus relaciones laborales, pagando bien y a tiempo a sus proveedores, no maltratando a animales, gestionando su huella de carbono e invirtiendo seriamente en formas más sostenibles de operar como compañía”, explica Eloisa Silva, cofundadora de Birus.

Por otro lado, Julián Ugarte, Director de Socialab y co-creador del Festival Internacional de Innovación Social (FiiS), entre otras cosas “Tenemos un gran capital en nuestro país para mejorar el problema del cambio climático. Ya existen las soluciones a los problemas socioambientales, y muchas de ellas están en startups que se han atrevido a dar un paso más allá, pensando en un mundo mejor para todos. No por una ley, sino desde su inicio. Su razón de existir es generar valor social, y cuando generas valor, puedes capturarlo. Necesitamos apoyarlas, difundirlas y conectarlas con financiamiento para que puedan no solo surgir, sino impulsar a grandes empresas a evolucionar.” Este año fiiS traerá a Al Gore (Vicepresidente de Estados Unidos, Una verdad incómoda I y II) como uno de sus principales speakers en lo que coincidirá con la reunión más importante de todas en materia de cuidado ambiental: la COP25.

Entre algunas medidas que Chile ha adoptado para ponerse a tono con la concientización mundial sobre el cuidado del medioambiente, se espera que la Ley REP, que regula los procesos de reciclaje y la estructura necesaria para un procedimiento eficiente, promueva una correcta puesta en marcha y responsabilidad en las empresas. Otro de los grandes pasos que ha dado el país en esta materia fue la promulgación de la Ley Chaobolsasplásticas, ley que prohíbe la entrega de bolsas plásticas de comercio en todo el país, lo que convirtió a Chile en el primer país de Latinoamérica en eliminar las bolsas plásticas en el retail y supermercados. Sin embargo, es necesario que los consumidores sigan eligiendo las mejores empresas para el mundo y no las mejores del mundo, como lo promueve Sistema B. Así generamos lógicas de mercado más sanas para las personas y el planeta, porque en una economía de mercado, la adaptación será necesaria cuando el consumidor lo exige.

En este contexto, en diciembre, Chile será anfitrión de la Conferencia de las Partes (COP) de Naciones Unidas -COP25-, la cumbre sobre el cambio climático más importante del mundo que se realizará durante dos semanas en la que asistirán representantes de alto nivel de 197 países para fijar criterios por el cumplimiento del Acuerdo de París e impulsar políticas activas para cuidar y proteger el planeta. Cumplimos con 7 de las 9 condiciones de vulnerabilidad, lo que nos sitúa entre las 10 naciones más afectadas por este fenómeno, según el reporte de Índice Global de Riesgo Climático 2017, presentado por Germanwatch en la COP22.

“Hay muchas formas que como ciudadanos podemos sumarnos con acciones concretas por el clima, desde elegir medios de transporte más limpios, qué comemos y qué compramos. Por ejemplo, disminuir la cantidad de carne y consumir más vegetales, granos, semillas y cereales producción agrícola local que preservan la tierra (cultivos agroecológicos, pequeña agricultura campesina, orgánicos, biodinámicos, etc.)” reafirma Eloisa Silva.

Y en este contexto y urgencia humanitaria es que Socialab recomienda las siguientes startups no solo para vivir un mes de julio sin plásticos, sino para entender que lo realmente difícil es el tomar conciencia de la importancia de llevar una vida sustentable, porque las soluciones que nos ayudan a hacerlo ya existen.