El año 2050 Chile será un país carbono neutral, esa es la apuesta establecida en el proyecto de Ley Marco de Cambio Climático, impulsada por el Ministerio de Ambiente, en base al Acuerdo de París sostenido en 2015. Las empresas B decidieron ir más lejos y en la COP25, en diciembre de 2019 en Madrid, se comprometieron públicamente a acelerar la reducción de sus emisiones de carbono al 2030.


En dicho escenario, y como parte del ciclo de encuentros, Conversaciones con Propósito -una serie de diálogos abiertos impulsado por Sistema B Internacional, en los que grandes referentes comparten su visión acerca de la economía y el propósito-, hoy tuvo lugar el segundo encuentro, dedicado a conocer más sobre el Compromiso a la Carbono Neutralidad, formas de alcanzarlo y modos de acción. Gonzalo Muñoz, cofundador de Sistema B y High Level Champion COP25 y Daniela Lerario, socia en TriCiclos y co-lead en el Climate Champions Team para COP26, ambos expertos en el tema, compartieron con más de 200 personas pertenecientes a empresas de diversos rubros.

Sistema B considera que la post pandemia es una gran oportunidad para promover una recuperación económica de triple impacto, es decir, con un propósito social, ambiental y económico. Estos espacios de conversación B, surgen con el fin de abrir nuevas ideas, conexiones y proyectos para colaborar en construir una nueva economía inclusiva, equitativa y regenerativa para todas las personas y el planeta.

Luego de la conversación (disponible en el canal de Youtube de Sistema B), Gonzalo Muñoz, señaló que “la pandemia nos ha enseñado cuán importante es escuchar a la ciencia y estar disponibles para atender sus indicaciones, ojalá anticipándonos a situaciones críticas como la que estamos viviendo con el COVID-19. Hemos aprendido que existen amenazas que logran desestabilizar todo lo que conocemos, y por lo tanto se hace urgente que construyamos una sociedad mucho más resiliente, distinta a la que había a comienzos de año”.

Particularmente, en relación a la crisis climática de la cual la ciencia nos viene hablando por décadas, agregó que, “ya se está manifestando con la crudeza de sequías prolongadas, incendios descontrolados, marejadas, aluviones y muchos otros efectos reales. La buena noticia es que las soluciones al problema están escalando al punto que, muchas de ellas, son hoy excelentes oportunidades de negocio, con evidentes menores niveles de riesgo para el capital invertido. Entonces lo único que hace falta es voluntad, aceptar que estamos en una crisis climática, reconocer el rol de la ciencia, seguir sus indicaciones y pasar a ser parte de las múltiples soluciones a un problema que no podemos postergar. Todos debemos y podemos ser parte de la solución”.

Sistema B es parte de la Alianza Unidos por la Acción Climática, cuyo objetivo es promover acciones que vayan en directa relación con las empresas y su compromiso con el tema. En este marco, propone que las empresas sean las primeras en comprometerse a alcanzar la carbono neutralidad para el año 2030. Dicho propósito tiene su origen en la declaración de la comunidad de Empresas B para la COP25, donde líderes empresariales de más de 500 Empresas B, a nivel global, afirmaron que “es imperativo que todas las empresas demuestren su liderazgo para eliminar las emisiones, reducir el volumen de carbono y garantizar una transición justa para los trabajadores y las comunidades desplazadas, con miras a una economía de cero emisiones netas. Además, creemos que es imperativo utilizar el poder de nuestra voz colectiva para abogar por los cambios políticos necesarios para eliminar las barreras y alinear los incentivos que impulsarán una acción climática significativa”.

En diciembre de 2019, Sistema B, inició una campaña para que las Empresas B se comprometieran a ser carbono neutrales al 2030. En Chile se comprometieron 54 Empresas B, y en toda Latinoamérica fueron 190. Posteriormente se fueron sumando muchas otras Empresas B de la región y del mundo.

Zdenka Astudillo, directora ejecutiva de Sistema B, afirmó que “nuestra intención es, en primer lugar, acompañar a las empresas que ya se comprometieron en el camino a la carbono neutralidad y, en segundo lugar, invitar a más empresas a sumarse. Luego de esta conversación con propósito, estaremos realizando más acciones para guiar y acompañar a las empresas B en estas transformaciones (noviembre 2020 y todo 2021)».

¿Cómo ser parte de la solución?

Las empresas tienen varias formas de sumarse a la vía global formal (RaceToZero). Lo pueden hacer a través de Sistema B, o de Business Ambition for 1,5°, también a través del SME Climate Hub, Climate Pledge, o Fashion Charter. Todas estas iniciativas reúnen a empresas comprometidas y las llevan a firmar un compromiso mediante el Science Based Targets. La organización a cargo de la certificación es Carbon Neutral.