Transformar las calles en espacios de recreación todos los domingos es lo que realiza, hace más de 10 años, CicloRecreoVía en comunas como La Reina, Ñuñoa, Las Condes, La Florida, Santiago Centro, Providencia y también en ciudades como Antofagasta y Temuco.

Si bien esta intervención urbana hoy está, excepcionalmente detenida en Chile, ya se planifica su regreso en calles y comunas que no eran parte de esta iniciativa antes de la pandemia. La idea es incorporar a CicloRecreoVía nuevas comunas de la zona norte y sur de Santiago en un trabajo colaborativo con municipios, gobierno y empresas.

Para concretar este regreso, ya se están definiendo las medidas sanitarias a implementar: uso de mascarilla obligatoria, dispensadores de agua sin vasos, activaciones para mejorar la salud mental, disponibilidad de alcohol gel a lo largo del circuito, sanitizar bicicletas de préstamo y marcar detenciones separadas cada 2 metros en los cruces, entre otras.

El fundador y director de la Fundación CicloRecreoVía, Gonzalo Stierling, tiene una mirada positiva con respecto a cómo será la salida a las calles y en relación a la necesidad de entregar más espacio a la recreación, a los peatones y a la bicicleta.

“Cada vez hay más voluntad y señales en Chile de que las medidas tomadas en Europa y Norteamérica para devolver el espacio público a las personas se dará también en nuestro país, lo que permitirá no sólo afrontar muchas de las consecuencias negativas de esta crisis en particular, sino también construir ciudades más equilibradas y con más oportunidades para la recreación, la vida en familia y la lucha contra la inactividad física”, señala.

Por eso, Stierling coincide con las medidas del Plan Nacional de Movilidad del Ministerio de Transportes, “medidas -por cierto- que las ciudades requieren con urgencia y que ya no pueden esperar más. Potenciar al máximo el transporte activo y el transporte público -tal como lo señala el Plan-, no solo será la forma inteligente y responsable para acelerar la recuperación y la salida de esta pandemia, sino que también será la mejor inversión para poder afrontar las crisis ambientales que vienen”, puntualizó el Fundador de CicloRecreoVía.

En ese sentido, CicloRecreoVía jugará un rol fundamental en la transformación que experimentará la vialidad, la que pasará de tener un uso prácticamente exclusivo para mover y estacionar automóviles, a un espacio de uso múltiple donde gran relevancia tendrá el uso temporal o permanente de las calles como espacios para la recreación.

“La ampliación de los tipos de uso y aprovechamiento de nuestras calles será una de las consecuencias y legados más profundos en esta pandemia, con consecuencias permanentes y sin precedentes en nuestra calidad de vida”, cuenta Stierling quien esta semana participó en el webinar Salud Urbana y Clima organizado por Disclosure Insight Action, DCP y también en el encuentro de la Red Colombiana de Vías Activas y Saludables RECOVIAS.