Preocupado por el futuro de la comuna, se manifestó el concejal socialista, Claudio Martínez, luego que el Juzgado del Trabajo de Melipilla acogiera la demanda por más de 2 mil 337 millones de pesos presentada por 524 profesores en contra de la Corporación Municipal por el no pago de la Subvención Adicional Especial (bonos SAE) para los docentes, entre 2012 y 2017.

La sentencia, en lo medular, ordena el pago a los profesores demandantes, con algunas exclusiones, del aumento de la bonificación proporcional de la ley 19.933 – entre los meses de diciembre de 2012 y junio de 2017 -, más reajustes e intereses, que la Corporación habría recibido del Estado y no habría pagado a los profesores.

El concejal Claudio Martínez recordó que, en 2018, ya había adelantado las consecuencias que tendría un eventual fallo adverso para las arcas municipales y que, de concretarse, dejaría al organismo al borde de la quiebra.

“Esta situación la advertí durante la sesión ordinaria del Concejo del 6 de agosto de 2018, donde puse el tema sobre la mesa, entendiendo los riesgos de un fallo adverso que dejaría en una situación desmejorada a la Corporación. En la oportunidad sugerí al alcalde Iván Campos la necesidad de llegar a un acuerdo con los docentes para no poner en riesgo la continuidad de la gestión municipal ya que las arcas municipales son exiguas y un pago de este nivel nos dejaría al borde de la quiebra”, comentó Martínez.

Respecto al fallo y los próximos pasos a seguir, Martínez dijo que la justicia está cumpliendo su rol y que el edil, como máxima autoridad de la Corporación, deberá explicar por qué no se optó por el diálogo o un acuerdo anterior al judicial que no pusiera “en riesgo la continuidad de la labor del organismo”.

“Tengo un apego irrestricto al rol de los tribunales y sus decisiones, por tanto, los fallos corresponde acatarlos. Sin embargo, en lo que respecta a mi rol de fiscalizador en el Concejo Municipal, pediré explicaciones al alcalde sobre lo acontecido, asimismo como la definición de pasos a seguir para evitar una eventual quiebra de la Corporación. Aquí está en juego mucho más que la administración o el futuro de sus autoridades, aquí está en juego el desarrollo presente y futuro de los melipillanos, y no podemos permitir que una mala decisión trunque o limite el progreso de la comuna”, concluyó el concejal.

Cabe destacar que el próximo concejo municipal se llevará a cabo el próximo 9 de septiembre, donde Martínez expondrá formalmente su postura frente al tema.