En la octava medición de Ipsos a las percepciones con que chilenos y chilenas estamos enfrentando la crisis sanitaria por la expansión del Covid19, la tensión empieza a ceder un poco y si bien el 85% considera que la propagación del Coronavirus en Chile es de “alta gravedad”, está 11 puntos más abajo que en la medición anterior, realizada en junio pasado.

La información se levantó entre los días 14 y 17 de julio, en el contexto de que los casos de contagio venían experimentando una baja. En este tiempo, además, transcurre el primer mes de gestión del nuevo ministro de Salud, Enrique Paris, y se observa también un repunte en la opinión pública hacia la gestión del gobierno, que alcanza 25%.

Pese a estas señales de descompresión, la mayoría (60%) cree que es muy pronto para pensar en un retorno a la actividad. Y un 64% cree que las clases presenciales deberían retomarse recién en el año 2021. Y respecto al regreso a la vida laboral presencial, un 64% considera que se debería retomar en el último trimestre del año.

Cuando a las personas se les pide priorizar por etapas de apertura, el 65% pone a los restaurantes (y la opción de compra para llevar) en primer lugar, junto con centros comerciales y malls (36%), así como el retorno del futbol sin público (36%). Una segunda etapa de reapertura debería avanzar con cines, teatros, peluquerías y gimnasios.

Aunque el retorno a la actividad representa alivio mental (64%) y económico para las personas (62%), hay mucho temor de exponer a la familia (78%) o a uno mismo (62%) a la posibilidad de contagio. Las acciones más temidas en la operación retorno son enviar a los hijos e hijas al colegio (61%) y tomar transporte público (59%).

Para Alejandra Ojeda, Directora de área de estudios de Ipsos Chile, muchas comunas del país la cuarentena ha sido demasiado prologada y ha tenido importantes costos económicos, laborales y de salud mental. Pero, pensar en desconfinamiento presenta una dualidad de emociones: tanto alivio como miedo. Se requiere diseñar un plan de retorno a la actividad que ofrezca mecanismos de seguridad que disminuyan el nivel de incertidumbre de las personas y comunicar adecuadamente el retorno seguro.