Esta mañana el Presidente de la República, Sebastián Piñera, dio inicio a la etapa final de marcha blanca de la Línea 3 de Metro, proceso donde se prueban todas las funcionalidades de la línea antes de entrar en servicio.

“Cuando inauguramos una Línea nueva del Metro, no es solamente una extensión de nuestro sistema de transporte, es mucho más que eso: un buen sistema de transporte público significa dignidad para los chilenos, significa mejor calidad de vida para los chilenos, significa también más tiempo libre para nuestros compatriotas”, dijo el Mandatario en una actividad que comenzó con un recorrido en la estación Ñuñoa, para después trasladarse a Fernando Castillo Velasco en un vagón del metro.

La Línea 3 tendrá un trazado de 22 kilómetros de longitud que unirá Quilicura con La Reina en cerca de 30 minutos y tendrá 18 estaciones.

El proyecto beneficiará a 1,1 millones de habitantes de las comunas de Quilicura, Conchalí, Independencia, Santiago, Ñuñoa y La Reina. De ellas, 3 contarán con Metro por primera vez: Quilicura, Conchalí e Independencia.

“Lo que estamos haciendo con esta Línea es parte de un gran megaproyecto para transformar el Metro de Santiago en el eje estructurante del Sistema de Transporte Público”, aseguró el Jefe de Estado, que estuvo acompañado por la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt y el presidente de metro, Louis de Grange.

El proyecto de Línea 3 se encuentra en su fase final, con un 97% de avance y su operación comercial está prevista para fines de este año o enero 2019.