En la ciudad de Calama y, luego de 12 años de trabajo para la concreción de este hito, el presidente de la República, Sebastián Piñera; la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt y el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, firmaron el documento que permitirá seguir avanzando en la descontaminación de Calama, declarada como zona saturada por material particulado MP10 en 2009 y que se encuentra actualmente en estado de latencia.

La descontaminación de este territorio, cuyos contaminantes atmosféricos corresponden a SO2, Arsénico y MP10, se inició en 2013 con la norma de funciones de cobre, publicada en diciembre de 2013, en la primera administración del presidente Piñera. Esta norma estableció 5 años plazo a la fundición de Chuquicamata para adecuarse a los nuevos límites de emisión. Esta medida permitió una reducción significativa de las emisiones de SO2 (45%) y Arsénico (40%) en la última década.

Para enfrentar la problemática del MP10, se elaboró el Plan de Descontaminación estableciéndose un plazo máximo de cuatro años para reducir los niveles de contaminación para llevar los niveles de MP10 por debajo de la latencia. Este Plan de Descontaminación busca seguir avanzando en una mejora de las condiciones ambientales de la zona, hoy en estado de latencia, estableciendo metas de reducción de emisiones de material particulado con un plazo de 4 años para las tres faenas de Codelco (Divisiones Ministro Hales, Chuquicamata y Radomiro Tomic) y la compensación de emisiones del 120% para proyectos nuevos que ingresen al SEIA que superen las emisiones indicadas en el Plan.

“Este Plan de Descontaminación es extraordinariamente amplio y vasto, no solamente controla las emisiones de las tres principales mineras, Chuquicamata, Radomiro Tomic y Ministro Hales, sino que también se hace cargo de fijar y controlar otras actividades que generan contaminación como es el transporte y las obras públicas” afirmó el Presidente de la República Sebastián Piñera.

Este plan se elaboró luego de un amplio proceso de participación ciudadana donde se recibieron más de 12.000 aportes realizados por más de 1.180 observadores ciudadanos de Calama, de donde surgen las principales medidas del Plan de Descontaminación. En el instrumento se establecen regulaciones específicas para faenas mineras, actividades de construcción, plantas de extracción de áridos, procesamiento o manejo de éstos, medidas para el control de emisiones del sector transporte, además de un programa de limpieza de calles.

“Sabemos que la firma de este plan ha sido muy anhelada por la comunidad de Calama, ha costado mucho tiempo, esfuerzo y trabajo sacarlo adelante. Pero finalmente la ciudadanía tendrá un mejor aire y, por lo tanto, una mejor calidad de vida. Con este plan la supervisión de las estaciones de monitoreo de calidad del aire se traspasan definitivamente al Ministerio del Medio Ambiente. Estamos rediseñando la red de monitoreo de calidad del aire y la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) ya instaló una oficina en Calama con dos profesionales para el seguimiento y fiscalización de las medidas del plan» explicó la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

El Plan que firmó el Presidente hoy, mantiene lo aprobado por el Consejo de Ministros por la Sustentabilidad en 2020, manteniéndose las medidas y las metas de reducción de emisiones de las mineras. Ahora corresponde su ingreso a la Contraloría para toma de razón, después de lo cual será publicado en el diario oficial para su inmediata entrada en vigencia.