Ante la grave situación del corte prolongado del servicio eléctrico que viene afectando a toda Venezuela desde el pasado
jueves 7 de marzo, y que ya se extiende por más de 72 horas, nos unimos a a denuncia del presidente (E) Juan Guaidó, haciendo pública la total responsabilidad de esta emergencia, al régimen dictatorial de Nicolás Maduro.

Este corte de suministro eléctrico ha sido el más grave de la historia de Venezuela, y sus consecuencias ya han sobrepasado la capacidad de respuesta del venezolano: decenas de enfermos han perdido su vida por la interrupción eléctrica en los hospitales; no hay acceso a comercios para abastecerse de comida; no hay servicios bancarios de ningún tipo; el
suministro de agua potable a los hogares está totalmente interrumpida; hay pocas estaciones de servicio vendiendo combustible; el transporte  público como el Metro, el ferrocarril y los servicios de buses están paralizados a nivel nacional; no existe conectividad estable de los servicios telefónicos y celulares, así como tampoco de internet; comercios, farmacias y supermercados han debido cerrar por la falta de electricidad y amenazas de saqueos.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, responsabiliza al régimen de Maduro por la falta de inversiones, mantenimiento y corrupción dentro de la empresa del Estado encargada de la generación y sostenimiento del servicio eléctrico para todo el país.

La Asamblea Nacional de Venezuela tiene años denunciando esta situación de desidia y corrupción, a pesar del esfuerzo continuo de generar proyectos y recursos para la recuperación de las empresas del sistema
eléctrico nacional venezolano.

El parlamento venezolano sesionará de emergencia para evaluar el estado de alarma nacional y las acciones
pertinentes que se deberán tomar. El régimen de Maduro suspendió las clases a nivel nacional en todos los niveles de educación, además de cancelar las actividades laborales del lunes 11 de marzo.

Como venezolanos demócratas exhortamos al pueblo de Chile y al resto de los países del mundo, a seguir sumando sus esfuerzos solidarios con el pueblo venezolano, para que podamos en un futuro bien cercano, rescatar nuestra democracia y libertad, atendiendo en simultáneo la crisis económica y humanitaria, para lograr el cese de la usurpación de la
dictadura de Nicolás Maduro, instalar así el gobierno de transición que convocará a unas verdaderas elecciones libres y democráticas.
Guarequena Gutiérrez Silva
Representante Diplomática de Venezuela en Chile