El ministro del Interior y Seguridad Pública, Víctor Pérez, junto al subsecretario de la cartera, Juan Francisco Galli y el director general de la PDI, Héctor Espinosa, se refirieron a la detención del presunto autor intelectual del crimen de Alejandro Correa, de 60 años, hecho ocurrido el pasado 18 de mayo en el sector Bosques de Montemar, en Concón, Región de Valparaíso.

“Consideramos que es un trabajo investigativo de primer nivel, de gran capacidad profesional y valoramos esa acción de la PDI y del Ministerio Público”, dijo el secretario de Estado en relación a la diligencia que desarrolló la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones al logar su captura.

“Cuando el crimen empieza a evolucionar, a ser más sofisticado,  la preocupación de las autoridades, sin duda, está presente. Nos preocupa que hayan organizaciones capaces de pagar a terceros para asesinar a personas inocentes”, sostuvo el ministro Pérez.

Agregó que “el asesinato del señor Correa impactó a la sociedad chilena, no solamente a la región de Valparaíso, sino al conjunto del país porque se estableció una modalidad de crimen, de asesinato, en nuestro país al  cual no estábamos acostumbrados”.

Con esta última detención, la PDI completó una serie diligencias en este caso. El 21 de mayo pasado, fue detenido Víctor Gutiérrez Londoño, sindicado como autor material del asesinato. Esta persona de nacionalidad colombiana, fue arrestada en la comuna de Quilpué y reconoció haber operado como sicario tras recibir un  pago de 5  millones de pesos.

El 20 de julio, en tanto, la Brigada de Homicidios detuvo a una mujer y un hombre, también en Quilpué y Viña del Mar, respectivamente, por su participación en el crimen.