Una oferta muy conveniente. Una venta sin boleta. Sospechoso. Lo más probable es que lo que se esté ofreciendo sea robado.

Uno de los delitos que más derivaciones en ilícitos asociados tiene, guarda relación con el robo de bienes desde bodegas o camiones, los que muchas veces terminan siendo reducidos en el comercio informal. Esto último, peligrosamente puede relacionar a los eventuales compradores de dichos bienes robados en el delito de receptación.

Al adquirir un artículo en estas condiciones, no sólo se forma parte de la cadena del delito, sino que también puede tener problemas legales.
Toma las precauciones y haz compras de forma segura:
– No compres en el comercio informal o donde suelen vender especies robadas.
– Siempre pide boleta. Si compras por internet, guarda el registro de la transacción en la que se identifica al vendedor.
– Ten presente que los productos comprados en el mercado informal no tienen garantía. Si te fallan, no podrás reclamar.

Además, te recomendamos conservar los números de registro de tus bienes tecnológicos. Esta información podrá permitir que sean devueltos de forma más expedita, en caso de que tú hayas sido la víctima.