La Presidenta de la Democracia Cristiana y figura de los derechos humanos del país, Carmen Frei, recibió hoy de manos del embajador francés, Roland Rubertrand, la medalla u orden “Legión de Honor” en reconocimiento de su trayectoria, en defensa de los valores republicanos, la democracia y los Derechos Humanos.

Al recibir la distinción –la más importante otorgada por la nación gala desde el año 1.804 a la fecha- Carmen Frei recordó que “ésta distinción es una forma de reconocer nuestra pertenencia a una tradición espiritual común que se expresa en el respeto de los “derechos naturales, inalienables y sagrados de todos los seres humanos”; en la defensa de los valores republicanos y de la democracia; y en la necesidad de reafirmar la igualdad en dignidad de hombres y mujeres”

Además, la Presidenta DC –quien estuvo acompañada en la ceremonia por su familia como también por figuras destacadas del partido, como el Gobernador Claudio Orrego- indicó que “en mi vida pública y privada debo a esa herencia cultural inculcada en el seno de mi familia lo que soy como persona. Me formé al amparo de esos valores comunes que el humanismo cristiano y la revolución francesa contribuyeron a hacer parte del credo universal de los pueblos del mundo occidental. Soy hija de esa herencia y con ella he ido haciendo camino al andar”

Por otra parte, Carmen Frei recordó la visita que hizo junto a su padre y su familia a Francia en el año 1965, donde sostuvo un encuentro con el Presidente y figura histórica de ese país, Charles De Gaulle. “Viví las esperanzas que despertó en la sociedad chilena el movimiento de cambios que se inició con la Revolución en Libertad que impulsó el gobierno de mi padre. Fui testigo del trágico desenlace que significó el golpe de estado de 1973. Participé en la lucha contra la dictadura, acompañé a mi padre en su resistencia a la imposición de la constitución del 80, trabajé por la transición hacia la democracia y estuve, estoy y estaré siempre por defender a las víctimas de atropellos a los derechos humanos”

Finalmente, la Presidenta de la DC, y miembro de la “Ordre national de la Légion d’honneur“aseguró que como Presidenta de la Democracia Cristiana está trabajando intensamente para que los valores republicanos como el bienestar, la democracia y un mejor país para todas y todos, sean posibles. Y que, por lo mismo, el compromiso por un Chile mejor “es propio de quienes queremos reformas, libertad, paz y audacia en los cambios. Está en los que queremos un país del cual todos nos sintamos profundamente orgullosos”