El diputado Andrés Celis, miembro de la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara ofició al INDH, emplazandolo a no realizar diferencias políticas entre la derecha y la izquierda y pronunciarse por la reunión que mantuvieron en Francia los parlamentarios Gabriel Boric y Maite Orsini y el asesino del senador Jaime Guzmán, Ricardo Palma Salamanca.

En su escrito, el parlamentario señala “el actuar de los diputados Boric y Orsini de visitar a un asesino, no solo burla las recomendaciones del Derecho Internacional, sino que también a mi juicio incitan al odio y por sobre todo, niegan el actuar de Palma Salamanca como un acto terrorista, que vulneró derechos humanos tanto para su víctima directa, que finalmente fue asesinada, como para sus familiares”.

En su oficio además, se informa que los delitos terroristas como el cometido por Palma Salamanca, están íntimamente relacionados con los Derechos Humanos y de eso se ha hecho cargo Naciones Unidas en las recomendaciones efectuadas en distintos documentos instando a tomar medidas para hacer frente a las condiciones que propician la propagación del terrorismo como es la deshumanización de las víctimas de sus víctimas en todas sus formas y manifestaciones.

Celis Montt explicó que “el Instituto Nacional de Derechos Humanos ha emitido pronunciamientos respecto al actuar de personas o conglomerados que han incitado al odio y a la violencia, como fue el caso del diputado Urrutia, la conmemoración a Miguel Krassnof, el homenaje a Augusto Pinochet, entre otros. Es decir, si el Instituto es consecuente con su actuar, es de toda lógica solicitar este pronunciamiento. Los derechos humanos son por y para todos, no pudiendo en esta materia establecer diferencias o tener preferencias por colores políticos”.

Finalmente, el parlamentario indicó que “junto a la medida de pedir un pronunciamiento al INDH, quiero aprovechar de manifestar mi molestia por la resolución del Comisión de Ética de la Cámara de no castigar a Boric y Orsini. Me parece totalmente reprochable, irresponsable y vergonzoso que los parlamentarios no sean sancionados, a la vista de los antecedentes, y de ser dos Diputados de la República que se están reuniendo con un prófugo de la justicia, asesino y juzgado en democracia. Creo que como diputados fallaron al no poder poner la lógica y los propios Derechos Humanos por sobre su tendencia política”.