El subjefe de la bancada PC, diputado Boris Barrera, afirmó que no se puede ser ingenuos y pensar que no hay colusión en el mercado del gas licuado GLP, más aún si se considera la experiencia de contubernios de otros rubros registrados en el país y, sobre todo, porque una de las empresas, Lipigas, que participa en el negocio en Perú a través de Limagas fue sancionada en el 2017 por esta práctica.

Barrera hizo las declaraciones en el marco del informe final aprobado este viernes por la Comisión Especial Investigadora (CEI) del mercado del gas residencial y donde pide que la Fiscalía Nacional Económica que presente sin dilaciones, un requerimiento ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia por la eventual colusión en el mercado del gas licuado de petróleo (GLP).

“El mensaje está claro en el informe. La FNE tiene que llegar al fondo e investigarla como una colusión y no solo cómo funciona el mercado. Sabemos que éste no funciona en el tema de la regulación de los precios, más aún cuando se trata de un servicio que los economistas llaman de demanda inelástica, es decir a medida que varía el precio, difícilmente puede cambiar la demanda porque se trata de un servicio básico del que las personas no pueden prescindir” indicó el legislador, quien precisó que es importante el rol que debe jugar ENAP y las facilidades que se les debe dar los municipios para distribuir el gas a precio justo.

En el informe aprobado por unanimidad, se destaca que existen especiales condiciones que podrían dar origen a una colusión en el mercado del gas.

“Aparece como evidente que el problema principal en el mercado del GLP es la falta de competencia y que se requiere, entonces, proponer de manera urgente medidas regulatorias de éste con el objeto de morigerar sus perniciosos efectos. A la Empresa Nacional de Petróleo (ENAP) le cabe a este respecto un rol preponderante, ya que según los propios dichos de su Gerente General vende el balón de gas de petróleo -de 15 kilogramos- a $ 8.340.-, sin que se advierta razón alguna para que tal producto luego se venda al usuario final en un precio que asciende a una suma superior a $ 20.000”, precisa en una de sus conclusiones.

La CEI considera que “en el ámbito de la intercambiabilidad de los cilindros de GLP, la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC) debe dedicarse con mayor acuciosidad a determinar un posible incumplimiento de mantener más de un 0,2% de cilindros ajenos”, además, se debe incorporar como intermediario en la distribución de este producto esencial a los distintos municipios de nuestro país, dotándolos de la pertinente infraestructura para tal efecto.

En otra de sus conclusiones, la comisión resalta que “el mercado del gas licuado de petróleo muestra características propias de un mercado donde existe colusión”

Explica que tal como ya se advirtió, la misma Fiscalía Nacional Económica ha manifestado ante la Comisión que el mercado del gas ha evidenciado una baja intensidad competitiva que se ha visto fuertemente reflejada en el comportamiento de los precios durante los últimos años.

“Una muestra paradigmática de lo anterior es la enorme baja de los precios del crudo desde el año 2014, que significó que el precio que pagaron los principales distribuidores mayoristas por adquirir el gas licuado disminuyeron casi a la mitad. No obstante ello, el precio de venta público en el mercado en general descendió en una proporción considerablemente menor” puntualiza

Agrega el informe que “la FNE calculó que cada año los consumidores nacionales pagan en total, de manera agregada, 181 millones de dólares en exceso por el gas licuado que se consume en el país. Eso equivale al 15% del precio de cada cilindro o balón de gas licuado que se comercializa y consume en nuestro país”

Entre sus propuestas, la CEI pide a la Fiscalía Nacional Económica que presente cuanto antes y sin dilaciones, un requerimiento ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia por la eventual colusión en el mercado del gas licuado de petróleo (GLP).