El diputado de Renovación Nacional Gonzalo Fuenzalida, se reunió esta tarde con el General Director de Carabineros, Mario Rozas, para analizar los efectos operativos que tendría ampliar el control de identidad a menores, una discusión que se ha instalado luego que el Gobierno anunciara el ingreso de la iniciativa para esta semana.

Tras el encuentro, el parlamentario RN, integrante de la Comisión de Seguridad de la Cámara, quien lanzó la campaña que se hizo viral “No todos los menores de edad son blancas palomas” para apoyar la medida, desvirtuó las críticas de la oposición en la materia, quienes han señalado que la iniciativa buscaría el regreso de la detención por sospecha.

“La detención por sospecha es una institución que se eliminó hace 20 años atrás. A algunos les encanta acordarse de ella como para confundir a la gente. Pero la detención por sospecha no existe, no va a existir, nadie está por volver a ella”, afirmó.

En esa línea, el legislador por la Región Metropolitana Oriente explicó que “el control de identidad es una cosa distinta. No hay ninguna facultad para detener a nadie, a menos que tenga orden de detención y por lo mismo obviamente el registro de una mochila o un bolso es importante, porque muchas veces las personas pueden llevar drogas o armas y Carabineros está impedido de saber o que lleva ahí. Y con esa arma puede cometer un delito, la droga puede estar destinada al narcotráfico”.

“Nosotros queremos que Carabineros tenga la facultad de registrar bolsos mochilas, que muchas veces les parecen sospechosas, pero que no tienen la facultad para hacerlo. (…) Los chilenos piden más presencia de las policías en las calles, patrullaje y por lo mismo, si les estamos pidiendo eso, bueno démosles herramientas para que puedan hacer mejor su labor. ¿Por qué desconfiamos de Carabineros en este punto?”, agregó.

Asimismo, el parlamentario detalló que el año pasado se realizaron más de 4 millones de controles de identidad y en el 40% de los casos, las personas tenían antecedentes penales, lo que se suma el arresto de cerca de 100 mil personas que tenían órdenes de detención pendiente.

“El ojo de Carabineros. Cuatro de cada diez tenía antecedentes penales. No necesariamente fueron detenidos, pero tenían antecedentes previos. al final el ojo de Carabineros no es tan malo. Ellos están entrenados para estar en la calle y por lo mismo creo que esta es una herramienta que viene a fortalecer el trabajo que les estamos exigiendo que hagan, que prevenga el delito. Cada delito que se previene es beneficioso para Chile, porque evita una víctima, el sufrimiento de una familia y nosotros vamos a pelar por eso”, anunció.

Finalmente, el diputado Fuenzalida, explicó que a su juicio “el balance es que finalmente el control de identidad funciona y Carabineros siente que es una herramienta para ellos y que les sería de mucha utilidad si se extendiera a menores de entre 14 y 18 años, que son responsables frente a la Justicia, pero que lamentablemente Carabineros no los puede controlar y cometen delitos en un número importante en Chile”.

La iniciativa del Ejecutivo ingresaría este martes al Congreso Nacional, donde se espera que la polémica continúe.