* El parlamentario dijo que «todo Chile presenció un debate que no guarda relación con lo que se aprobó, porque mientras algunos celebraban otros se lamentaban y finalmente el resultado no era uno ni lo otro». 
 
El diputado Socialista Leonardo Soto criticó la labor desempeñada por los senadores que tramitaron el proyecto de ley que limita la reelección de autoridades, indicando que tal como salió de dicha cámara, «el Senado hace completamente el ridículo legislativo mas grande de los últimos tiempos». Ante esta situación, dijo que esperan corregir los errores y vacíos en una Comisión Mixta.
 
A juicio del legislador PS, «ha sido sorprendente recibir este proyecto que viene del Senado. Me parece que los argumentos que allí se dieron por muchos parlamentarios para oponerse a que la norma fuera retroactiva, pero finalmente consiguiendo el efecto contrario, no me puede llevar a otra conclusión que establecer que en este proyecto de ley el Senado hizo francamente el ridículo».
 
«Todo Chile presenció un debate que no guarda relación con lo que se aprobó, porque mientras algunos celebraban otros se lamentaban y finalmente el resultado no era uno ni lo otro. Hoy recibimos un proyecto en la Cámara que establece efectivamente el límite a la reelección de autoridades políticas con efecto inmediato. Eso quiere decir que para la próxima elección municipal y parlamentaria se aplican estos límites a la reelección, que es precisamente lo contrario que creía el Senado la semana pasada», afirmó el diputado Soto.
 
Por lo tanto, recalcó que «nosotros estamos obligados a corregir las deficiencias que tiene este proyecto de ley, porque si bien establece el límite a la reelección y eso lo vamos a aprobar, contiene dos vacíos que si se mantuvieran en el proyecto, significaría que nunca se podría aplicar el límite a la reelección. El primero, consiste en que no se le entrega ninguna atribución al Servicio Electoral, para analizar las candidaturas que infrinjan el límite a la reelección».
 
El diputado Leonardo Soto planteó que el segundo vacío tiene que ver con la limitación a la reelección de los alcaldes por mas de dos reelecciones. Es decir, por mas de tres períodos. «Esta norma, que yo comparto y aprobaré, tiene el problema que si se llega aprobar afectará procesos electorales municipales que ya comenzaron. De manera que hacer un cambio en medio de un proceso que ya partió va a resultar muy complejo. Por lo tanto, se debería aprobar una ley transitoria que impida afectar dicho proceso electoral», concluyó.