Los parlamentarios Renzo Trisotti y Nino Baltolu aseguraron que si no se adoptan medidas urgentes en el norte del país “las consecuencias sanitarias y de seguridad pueden ser muy graves”.

A raíz del aumento en el número de migrantes que han ingresado de manera ilegal al país, los diputados UDI por las regiones de Tarapacá y Arica y Parinacota, Renzo Trisotti y Nino Baltolu, respectivamente, anunciaron la realización de una sesión especial en la Cámara Baja para justamente analizar la grave situación que se vive en el norte del país, en especial en las comunas ubicadas en zonas fronterizas.

En esa línea, los parlamentarios llamaron al Gobierno a adoptar una serie de medidas con el objetivo de contener la creciente llegada de extranjeros, entre ellas aumentar el control por parte de las Fuerzas Armadas producto de las graves consecuencias sanitarias que podrían existir, considerando que un número importante de los migrantes no se encuentra realizando la cuarentena obligatoria que se le exigen a toda persona que ingresa al país.

Pero además, y tomando en cuenta que la propia Subsecretaría del Interior informó que entre enero y agosto de este año han ingresado 5.147 migrantes de forma ilegal, ambos diputados también solicitaron acelerar los procesos de expulsión de quienes se encuentran de manera irregular en el país, además de avanzar en distintos proyectos de ley como el que aumenta las penas asociadas al tráfico y la trata de personas, considerando el alto número de grupos que se dedican a hacer cruzar a los extranjeros por pasos fronterizos no habilitados.

“La situación migratoria en el norte del país ya no da para más. Es por eso que le hemos solicitado al Gobierno, a través de una sesión especial de la Cámara de Diputados, que nos entregue toda la información respecto de cuáles son los planes de acción con los que enfrentaremos esta ola migratoria. Pero por sobre todo, nos interesa saber cómo vamos a poder seguir construyendo una migración que sea segura, regulada y ordenada, porque de no tomar medidas y acciones concretas en el corto plazo, se va a generar una crisis sanitaria y de seguridad muy grande en el país, principalmente en la zona norte”, señalaron Trisotti y Baltolu.

Por último, ambos parlamentarios llamaron a la oposición a despachar lo antes posible el proyecto de modernización migratoria, además de emplazarlos a que reconozcan el grave problema que ocasionaron al promover las indicaciones sobre “turismo laboral” en el país.

“Es evidente que el aumento de migrantes ilegales tiene directa relación con el llamado que hizo la oposición a que los extranjeros pudieran ingresar al país por cualquier forma y después regularizaran su situación. Hoy estamos viviendo los efectos de aquella irresponsabilidad y esperamos que alguna vez la izquierda asuma el costo de lo que hicieron”, criticaron los legisladores UDI.