La Compañía General de Electricidad muestra una codicia y falta de solidaridad que asombra en estos tiempos, que va en retroceso de las normas implementadas por la mayoría de las empresas nacionales y extranjeras”.


Los diputados de la UDI Juan Manuel Fuenzalida y Cristhian Moreira aseguraron que la Compañía General de Electricidad ha mostrado la peor cara de los empresarios al rechazar De esta forma reaccionaron los diputados de la UDI Juan Manuel Fuenzalida y Cristhian Moreira al rechazar la compra del medidor antiguo a los usuarios como una forma de ayuda real e inmediata a todos los consumidores que se les pretende cambiar su registrador eléctrico,por uno inteligente.


Y es que a juicio de los parlamentarios gremialistas, “en una sociedad justa importa que todos sus actores contribuyan al crecimiento del país, sin embargo la CGE muestra una codicia y falta de solidaridad que asombra en estos tiempos, que va en retroceso de las normas implementadas por la mayoría de las empresas nacionales y extranjeras”.


“Las empresas no sólo deben buscar la legítima ganancia, sino que deben ser también un necesario factor de buenas prácticas y de ejemplo de cara al crecimiento justo de los chilenos”, argumentaron los legisladores.


En esa línea, los diputados Juan Manuel Fuenzalida y Cristhian Moreira subrayaron que “si la CGE no entiende estas buenas prácticas serán un mal ejemplo de su codicia exacerbada y de no entender nada de cómo han evolucionado las sociedades”


“No crear sociedades justas es un caldo de cultivo del socialismo extremo, que lo único que buscan es la regulación extrema que impide el desarrollo del país”, concluyeron los diputados UDI.