*Los parlamentarios Juan Antonio Coloma y Osvaldo Urrutia aseguraron que si el jefe comunal de Recoleta tiene tantas ansias de llegar a La Moneda, debiese comenzar por sincerar sus posturas con la dictadura venezolana y la violencia en el país.

Como “irresponsables” y “llenas de odio” calificaron los diputados de la UDI, Juan Antonio Coloma y Osvaldo Urrutia, las últimas palabras del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), quien de manera textual señaló que “en nuestro país un estafador de bancos puede ser candidato y a nadie le llama la atención”.

Al respecto, ambos parlamentarios aseguraron que es “incomprensible” el “tono de agresividad” que ha tenido el jefe comunal durante los últimos días, recordando incluso que la semana pasada aseguró que el Gobierno estaba “planificando un rebrote” para suspender el plebiscito de octubre, sin ni siquiera presentar las pruebas para sustentar aquello.

“Lo que está haciendo el alcalde Jadue es pretender subir en su popularidad sembrando odio entre los chilenos, algo que es típico del Partido Comunista. No es posible que todas las semanas salga con frases llenas de agresividad que realmente son incomprensibles dada la situación actual que vivimos, donde los chilenos lo único que están pidiendo es mantener un ánimo de paz y de tranquilidad para salir adelante de la crisis”, sostuvo Coloma y Urrutia.

En esa línea, los diputados UDI remarcaron que “así como el alcalde se encarga de transmitir por todos los medios su intención de ser candidato, sería bueno que también aproveche de explicar el desfalco que su partido produjo en la Universidad Arcis, lo que dejó a miles de estudiantes, profesores y funcionarios en la calle. O que reconozca también su adoración por la dictadura venezolana de Nicolás Maduro, que evidentemente es el modelo que quiere instalar en nuestro país. O por último, que se refiera a la investigación que realiza la Fiscalía en su municipio por los millonarios contratos que hicieron para el recambio de luminarias LED”.

“Chile no puede tener un candidato que avaló todas esas irregularidades. El alcalde de Recoleta tiene que empezar a calmar su odio si quiere aspirar a otro cargo. De lo contrario, se seguirá transformando en el líder de la primera línea que tanto idolatra, pero que fueron precisamente los que provocaron tal nivel de violencia y destrucción en el país que hoy mantiene a muchas familias sumidas en la cesantía y la pobreza”, concluyeron los parlamentarios gremialistas.