Los diputados de la bancada DC, encabezados por Jorge Sabag y Gabriel Ascencio, ingresaron hoy un proyecto de ley interpretativo que busca sumar a la ley de bono de alivio a pymes a los sectores que quedaron postergados en el apoyo fiscal producto de los efectos de la pandemia; apoyo que implica la entrega de un millón de pesos.

La iniciativa apela a la crítica situación de los pescadores artesanales en el país, expresada ya con claridad en las caletas de varias regiones de Chile; y suma a sectores como la peluquería, en su dimensión de pequeñas pymes.

El proyecto fue firmado por los diputados DC Gabriel Ascencio, Jorge Sabag, Miguel Ángel Calisto, Víctor Torres, Matías Walker, Manuel Antonio Matta, Joanna Pérez e Iván Flores.

En lo medular, según lo expresado por el diputado Sabag, “nuestra bancada ha presentado este proyecto para incluir a los pescadores artesanales con la sola inscripción en el registro de pesca artesanal; es de toda justicia y esperamos que el Gobierno así lo comprenda. Asimismo, tal como lo hicimos con los pequeños agricultores, estamos incluyendo a los peluqueros y peluqueras, ya que se ha dejado fuera a quienes tributan en segunda categoría, generándose una preocupante discriminación”.

El diputado Matías Walker agregó, al respecto, que “ya ganamos la admisibilidad del proyecto para incorporar a los pequeños agricultores, lo mismo haremos con este proyecto interpretativo. Hemos pedido, además, que los presidentes de las comisiones de Pesca y Constitución avancen en el proyecto de nulidad de ley de pesca sumando la opinión de todos los sectores de la pesca artesanal en el país”.

El diputado Victor Torres, en tanto, señaló que “hace algunas semanas, presentamos un proyecto de resolución pidiendo sumar a los pescadores artesanales; ahora, hemos tomado la decisión de hacerlo a través de una ley interpretativa. Instamos al Gobierno a que respalde esta iniciativa; miles de familias lo están pasando mal y demandan un justo apoyo del estado” .

El diputado Iván Flores, en tanto, precisó que “tanto la situación de los pescadores artesanales como de las peluqueras y peluqueros requieren de esta ayuda. En este último caso, hay muchos que no pueden ni siquiera arrendar un local y que deben hacerlo desde sus casas, son las peluquerías de barrio, miles de personas, hombres y mujeres que necesitan este apoyo. Los pescadores artesanales, además, han pasado meses críticos por la pandemia, no nos podemos quedar con plegarias y ruegos. Tenemos que hacer justicia con estos sectores”.