“La idea es terminar con esta generalidad que permite al Tribunal Constitucional emitir fallos que distorsionan el verdadero objetivo de la norma”, dijo el parlamentario.

A raíz de los fallos emitidos por el Tribunal Constitucional que contradicen la pena de cárcel efectiva de un año que se establece en la Ley Emilia para los conductores que, en estado de ebriedad, hayan causado lesiones gravísimas o muerte, el diputado de la UDI Gustavo Hasbún anunció la presentación de un proyecto que tiene por objetivo impedir cualquier malinterpretación de la normativa por parte de dicho organismo.

“Junto a un grupo de parlamentarios, vamos a presentar un nuevo proyecto de ley que apunte a terminar con el manto de dudas que se ha generado después de los distintos fallos del Tribunal Constitucional”, aseguró Hasbún.

Y es que a juicio del legislador integrante de la Comisión de Transportes, “al Tribunal Constitucional le ha faltado pragmatismo, pues el organismo ha actuado pensando sólo en la letra de la ley y no en el objetivo que persigue, el cual era un objetivo social para terminar con la impunidad que se generaba por los conductores que en estado de ebriedad ocasionaban lesiones e incluso la muerte de personas”.

En esa línea, Gustavo Hasbún añadió: “La idea es corregir errores y terminar con esta generalidad que permite al Tribunal Constitucional emitir fallos que distorsionan el verdadero objetivo de la Ley Emilia”.

“Acá no se legisló mal, sino que el Tribunal Constitucional cambió el criterio, lo que nos obliga a terminar con cualquier atisbo que pueda ser mal interpretado por organismos que tienen el deber de impartir justicia”, finalizó el parlamentario.