La diputada del Partido Humanista Pamela Jiles, pidió en la comisión de Derechos Humanos de la Cámara, enviar un oficio al ministro del Interior Víctor Pérez, por los hechos ocurridos el fin de semana en las comunas de Curacautín, Victoria, Malleco y Traiguén, para que responda particularmente por la posible afectación a niñas, niños y adolescentes que pudieron haber ocurrido, en el contexto de los violentos hechos que tuvieron lugar en esa zona del conflicto mapuche.

La legisladora lamentó la ausencia del titular de Interior y Seguridad Pública en la comisión de Derechos Humanos que se efectuó este lunes, pero exigió que el ministro Pérez responda “sobre su responsabilidad respecto a la situación de niños, niñas y adolescentes durante este fin de semana”.

“Aparte de la gravedad de los hechos yo diría que particularmente grave la situación que ha afectado a niños, niñas y adolescentes y probablemente lactantes -todavía eso no está claro en la información- pero sería muy necesario oficiar, no solamente a la Defensoría de la Niñez, sino en particular al ministro del Interior que es el responsable de la seguridad de los ciudadanos chilenos y particularmente de los niños, por las Convenciones Internacionales a las que ha adscrito Chile”; subrayó la parlamentaria.

Tras la intervención de Pamela Jiles, la comisión de Derechos Humanos acordó por unanimidad oficiar a la Defensoría de la Niñez y al Ministerio del Interior y , para que informe sobre las eventuales responsabilidades de esa cartera en las violaciones a los derechos humanos de niños, niñas, adolescentes y lactantes mapuche.