La directiva del PRI Demócrata, que lidera el abogado Eduardo Salas, manifestó su apoyo a la gestión que desde Bienes Nacionales ejerce la subsecretaria y expresidenta de la colectividad, Alejandra Bravo, labor que se realiza “pensando en Chile, su clase media popular y sobre todo por los pobres de este país”, destacó.

“En este país todavía hay pobreza, donde el fenómeno de los campamentos y la gente que vive en esos lugares es una cosa cierta, factor que demanda un compromiso de parte de todos los chilenos. El Presidente de la República, Sebastián Piñera, hoy anunció la ejecución del gran acuerdo nacional por el desarrollo y la superación de la pobreza. Terminar con la pobreza es terminar con esta situación que han denunciado los distintos organismos que trabajan con los más pobres de Chile hace tanto tiempo”, explicó.

Salas también felicitó la tarea que ha llevado a cabo Sebastián Bowen, director ejecutivo de Techo-Chile, “trabajo que es ejemplar y fundamental para determinar cuál es nuestra realidad. Por lo mismo, lo que aparece en un periódico de circulación nacional (El Mercurio) es la verdad (40.501 familias viven en campamentos)”.

“Estos son los temas que deberían preocuparle a los chilenos y a los políticos, no las nimiedades, como los viajes de los ministros, que tienen a la oposición hoy día metida en la Contraloría. Esto es lo que demanda un gran acuerdo nacional para terminar con la pobreza”, insistió.

Por lo mismo, el dirigente instó a “buscar un camino que permita que tanta gente que vive en la pobreza, en campamentos, hacinados y sin los servicios básicos o como decía Bowen, con familias con ingresos mensuales de 300 mil pesos y que tienen que pagar arriendos de 250 mil pesos, pueda salir de esa situación”.

“Aquí debe haber un compromiso nacional. Bien por la subsecretaria, pero ella no puede sola, al igual que el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, un gran personero. Ambos no pueden solos. El compromiso de Techo es fundamental y un protagonista en esto. ¿Y los otros ministerios? Tienen que buscar el criterio común que permita enfrentar este tema tan sentido y relevante en un país como Chile, que está en la OCDE y que tiene variables y cifras importantísimas, como los 25 mil dólares per cápita. A veces abusamos de esos índices, cuando no es la verdad, la realidad es la pobreza y el desafío de superarla”, complementó.

Para terminar, Salas afirmó que mientras la izquierda está preocupada de “pequeñeces e insignificancias”, el PRI Demócrata, por medio de “nuestros principios humanistas y socialcristianos, pretende ser el escudo y la espada de los pobres de Chile”.