Profesionales del PPD, representados por el académico Waldo Carrasco, acompañados de la presidenta de la Juventud del Partido, Noelia Tastets, y el secretario general de esa colectividad, Rodrigo Villegas, presentaron este mediodía un recurso ante la Contraloría General de la República, para que el ente fiscalizador se pronuncie sobre la legalidad del nombramiento de Pablo Piñera como embajador en Argentina.

En el escrito, se toma en consideración varios elementos, entre ellos el hecho que Pablo Piñera representó al actual Presidente, Sebastián Piñera, ante la empresa termoeléctrica Central Costanera, con asiento en la nación trasandina, como miembro del directorio, durante 2004 y 2005, negocio que le reportó al actual Mandatario utilidades por cerca de 1,2 millones de dólares, como informó CIPER.

Por lo mismo, a juicio de los requirientes, Pablo Piñera estaría inhabilitado para ejercer el cargo cumpliendo principios básicos de probidad, además de vulnerase los principios de igualdad ante la ley para acceder a cargos públicos, para lo cual, además, se adjuntó al documento la jurisprudencia de dictámenes anteriores de ese organismo contralor en casos similares.

“Este debe ser por lejos uno de los mayores bochornos de la historia diplomática de Chile, considerando además que el propio contralor ha dicho por los medios que podría demorar seis meses en resolver, lo cual nos deja sin representante en quizá la embajada más importante para los intereses nacionales, todo por culpa de un capricho del actual Presidente de la República”, dijo Waldo Carrasco.

Sobre lo mismo, la presidenta de la Juventud del partido, Noelia Tastets, recalcó que “este episodio nos demuestra que quien ocupa el principal cargo público del país no es capaz de respetar los principios esenciales de la administración pública. Mientras fue candidato, criticó el nepotismo del anterior Gobierno, pero llegando a La Moneda no tiene ningún pudor en poner a sus familiares directos en puestos estratégicos”.