La aspirante a la presidencia de Chile por la coalición de izquierda Frente Amplio, Beatriz Sánchez, inscribió hoy su candidatura en el Tribunal Calificador de Elecciones, con críticas al candidato de la derecha Sebastián Piñera.

«Como candidata, quiero que en este país gobiernen las mayorías. Quiero ser la esperanza para que las mayorías gobiernen de una vez por todas en Chile», señaló a los periodistas después de cumplir el trámite legal Sánchez, que ganó la candidatura el pasado 2 de julio, en las primarias de su sector.

La también periodista, de 43 años, se refirió a las declaraciones emitidas por Piñera el sábado, quien cuando afirmó que «las mayorías no pueden hacer cualquier cosa», en relación al proyecto que despenaliza el aborto en tres circunstancias, que se debate en el Parlamento, y al que él se opone.

Sánchez agregó que actualmente Chile es administrado por «las minorías», una situación que intentará cambiar junto a su equipo de campaña y en un eventual Gobierno, dijo.

En su opinión, el proyecto que legitima la interrupción voluntaria del embarazo en caso de violación, inviabilidad fetal o riesgo de muerte de la mujer, es «un piso mínimo necesario en Chile».

La abanderada del Frente Amplio comenzó este lunes su campaña oficial, de cara a las elecciones del 19 de noviembre próximo, después de imponerse en las pasadas primarias con un 67,6 % de los votos a su contendiente, el sociólogo Alberto Mayol.

La comunicadora anunció que coordinará a los nuevos equipos de su comando, en el que figuran personas del ámbito político y empresarios, con quienes afinará los últimos detalles de su programa de Gobierno, que debe estar listo a mediados de agosto.

Sánchez propone un «sello de seguridad social» para el actual sistema privado de pensiones, a través de una ley que cambie la fórmula a un fondo colectivo de jubilaciones, que podría duplicar los montos recaudados, explicó.

Asimismo, le gustaría proyectar una mejor relación con los distintos países de América Latina, «especialmente con nuestros vecinos», como Bolivia, indicó.